8 Historias de personas que recibieron el castigo que se merecían

Tarde o temprano todos terminamos aprendiendo que la vida no es de color de rosas. No hay ángeles de la guarda, a nadie le importa las cosas malas que te pasan, y los más idiotas suelen ser los que triunfan. En resumen, la vida se ríe de la justicia, al menos la mayor parte del tiempo.

Sin embargo, no importa lo frío y cruel que parezca el mundo, de vez en cuando el destino nos sonríe y le enseña a un tonto engreído una lección que nunca olvidará.

A continuación te mostramos 8 personas que obtuvieron justo la lección que merecían:

1- El troll trolleado

8 Historias de personas que recibieron el castigo que se merecían

Darren Burton es un troll de 41 años que dedicó buena parte de su vida a dejar mensajes como “Púdrete en el infierno” en las páginas de Facebook de niños que habían sido asesinados. Al parecer, justificaba sus acciones afirmando que Facebook es “un foro abierto”.

Para la mayoría de nosotros, la respuesta obvia es ignorar tales estupideces y seguir con nuestras vidas, sin embargo, la BBC decidió que era necesario dar un escarmiento a este tipo.

La venganza comenzó cuando unos periodistas acudieron al hogar de Burton para entrevistarlo por sorpresa. Esto dio lugar a que fuese desenmascarado frente a su esposa e hijo a plena luz del día. Después de que Burton accediese a dar una entrevista a regañadientes, la BBC la transmitió con su nombre y dirección incluidos.

Lo que sucedió después fue nada más y nada menos que justicia. La página de Facebook de Burton fue inundada con el mismo tipo de comentarios que él había estado haciendo, lo que finalmente lo llevó a borrar su cuenta y huir como un niño asustado.

2- Una forma de hacer dinero

8 Historias de personas que recibieron el castigo que se merecían

En 2011, un hombre llamado Lee Beaumont recibía un promedio de 30 llamadas al mes de personas que trataban de venderle infinidad de estupideces. Pero llegó el día en que Beaumont decidió vengarse de sus hostigadores anónimos de la forma más sencilla y educada posible.

A finales de noviembre de 2011, Beaumont cambió su teléfono por un número de línea premium. A partir de ese momento, cualquier compañía que le llamase tendría que pagar 10 peniques (unos 16 céntimos) por minuto.

Para el verano del año siguiente, Beaumont había ganado 470 dólares por solo escuchar las constantes ofertas que le hacían. Beaumont: 1, vida: 0.

3- Expulsado de casa con todas las de la ley

8 Historias de personas que recibieron el castigo que se merecían

Una de las cosas más duras para un padre debe ser descubrir que has criado a un completo imbécil.

En 2011, una pareja española saltó a los medios después de que su hijo, quien estaba desempleado y vivía con ellos, los demandase para que le aumentaran la paga. El hijo tenía 25 años y los padres dejaron de darle dinero porque se negó a buscar trabajo. En otras palabras, era un tipo con la cara más dura de toda España. Afortunadamente, la ley lo supo ver al momento.

Cuando se llevó a cabo el juicio, el juez no solo desestimó el caso, sino que emitió una orden judicial por la cual tenía 30 días para que saliera de la casa de sus padres. Y no solo eso, se le exigió legalmente que encontrase un trabajo y (presumiblemente) dejara de comportarse como un bebé.

4- Dos homófobos eligen la pareja equivocada

8 Historias de personas que recibieron el castigo que se merecían

En octubre de 2009, dos galeses, Dean Gardener y Jason Fender, salieron a las calles de Swansea en busca de problemas. Totalmente borrachos, los dos pensaron que habían encontrado a las víctimas perfectas cuando vieron a un par de travestis caminando por la calle. Sin pensarlo dos veces, Gardener y Fender comenzaron a insultar y a agredir físicamente a la pareja. No pudieron arrepentirse más de aquella decisión.

Los dos hombres travestidos resultaron ser luchadores profesionales disfrazados. Cuando Gardener y Fender se acercaron, a duras penas pudieron dar un par de golpes al aire antes de recibir una brutal paliza que los dejó sollozando. Cuando todo se calmó, los dos luchadores siguieron su camino y Gardener y Fender fueron educadamente acompañados a comisaría por un par de policías.

5- Sacando beneficio de una infidelidad

8 Historias de personas que recibieron el castigo que se merecían

En 2008, una mujer australiana llegó a su casa y encontró a su marido en ropa interior, con la puerta trasera ligeramente abierta, y lo que es más sospechoso, unas bragas de encaje bajo la almohada.

Mientras que la mayoría de nosotros probablemente se abalanzaría, echo una furia, sobre nuestro cónyuge infiel o simplemente se desmoronaría y lloraría sin parar, la mujer hizo algo mucho más increíble. Creó una cuenta en eBay y comenzó a subastar las pruebas del romance de su marido.

Primero fueron las bragas, que se anunciaban como “Bragas de Tart” y venían con una descripción en la que se señalaba que eran lo suficientemente grandes como para usarse como un vestido para Halloween.

En segundo lugar estaba el envoltorio del condón: “tamaño pequeño”. En tercer lugar, y lo más gracioso, fue la Harley Davidson del marido, vendida por 99 céntimos. Sin duda una venganza más que elegante.

6- Abusón de gimnasio siente la ira de internet

8 Historias de personas que recibieron el castigo que se merecían

Si eres una persona débil que ama la vida relajada y el sofá, ir al gimnasio puede ser una experiencia bastante desalentadora. Además de tener que habituarte a una rutina de ejercicios agotadora, también tendrás que lidiar con los “expertos” del gimnasio que harán comentarios sobre tu físico, o incluso tomarán imágenes para reírse. A menos que Reddit se involucre, claro.

Hace un par de meses, un atleta australiano cometió el error de fotografiar a otros usuarios del gimnasio y subir las imágenes a Facebook para mofarse de ellos. De alguna manera, tanto la “comunidad fitness” de Reddit como la de “4chan” se enteraron y decidieron darle una lección a este engreído de gimnasio.

Primero consiguieron su datos e información personal. Luego la usaron para llamar a su madre y explicarle lo tonto que era su hijo. Luego encontraron el gimnasio del chico y le explicaron lo mismo al gerente. Y finalmente, esperaron y observaron cómo el matón veía todo derrumbarse a su alrededor.

De forma casi inmediata, su madre dejó de apoyarlo económicamente, todos sus amigos renegaron de él y el dueño del gimnasio le prohibió la entrada a toda la cadena de gimnasios Reddit.

7- El hombre que lanzó ácido al rostro de una mujer sufre las mismas consecuencias

8 Historias de personas que recibieron el castigo que se merecían

En 2004, el iraní Majid Movahedi desfiguró y cegó a Ameneh Bahrami arrojándole ácido a la cara después de que esta rechazase su propuesta de matrimonio.

Irán opera bajo la estricta ley de la sharia, una ley que permite castigos de estilo “ojo por ojo“. En el caso de Bahrami, ella la siguió al pie de la letra. Durante el juicio, la mujer pidió a la corte un favor especial. Quería que Movahedi también fuese cegado por ácido. Y por desgracia para el hombre, el tribunal dijo que sí.

Durante los siguientes tres años, Movahedi vivió sabiendo que iba a sentir exactamente el mismo dolor y miedo que su víctima.

En 2011, lo llevaron al hospital de Teherán y lo sedaron, sabiendo que estaría ciego cuando despertara. Cuando todo estaba listo para llevarse a cabo, Bahrami suspendió el procedimiento en el último segundo afirmando que nunca había tenido la intención de llevar el plan a cabo y que prefería perdonar a su atacante.

El objetivo de Bahrami era que Movahedi sintiese exactamente el mismo miedo y miseria que ella sintió años antes.

8- Un pequeño accidente

8 Historias de personas que recibieron el castigo que se merecían

En el invierno de 2010, una célula terrorista se preparaba para cometer un atentado en Rusia. Tres mujeres planeaban suicidarse detonando unos cinturones explosivos mientras caminaban por las abarrotadas calles de Moscú. Por desgracia para ellas, algo salió mal. Ridículamente mal.

Resulta que este tipo de terroristas a menudo incluyen en los cinturones un dispositivo con el que pueden detonar los explosivos mediante un teléfono móvil. De esta manera los cabecillas del atentado pueden detonar los explosivos de forma remota en caso de que los suicidas no sean capaces de llevar a cabo el plan.

Se trata de un sistema bastante efectivo siempre y cuando no sea utilizado por personas particularmente estúpidas, el tipo de personas que enciende el teléfono antes de salir del piso franco, por ejemplo.

Aproximadamente una hora antes de que se realizara el ataque, una de las mujeres recibió un mensaje en el que se le deseaba un feliz Año Nuevo. Su explosivo se activo matándola instantáneamente y arrasando el piso franco, causando que las demás terroristas huyeran despavoridas y desarmadas.

Ni un solo civil resultó herido en la explosión, la cual sirvió para alertar a las autoridades rusas de un posible ataque. Eso sí que fue justicia.

¡Comparte estas muestras de auténtico Karma con todos tus amigos!

Fuente: Listverse
[chimpmate]

¿Y tú qué opinas?