10 «Monstruos» que consiguieron la inmunidad judicial tras cometer graves crímenes contra la humanidad

La inmunidad judicial es un privilegio que exime de penas y cargos a una persona que se encuentra bajo unas circunstancias específicas. En muchas ocasiones se suele ofrecer a los maleantes que deciden ayudar durante un juicio con el objetivo de capturar a delincuentes de mayor rango.

Sin embargo, en raras ocasiones, un país puede otorgar inmunidad judicial a un criminal si sus fechorías podrían ser de ayuda de una forma u otra.

A continuación te mostramos algunos ejemplos de personas que cometieron actos atroces pero nunca fueron castigados por ellos:

1- Dr. Toshio Tono

{keyword}
The Guardian

El Dr. Toshio Tono fue uno de los hombres que dotó de personal al infame Escuadrón 731 del ejército japonés durante la Segunda Guerra Mundial. El general Douglas MacArthur le concedió inmunidad judicial y lo llevó a Estados Unidos para que continuase con su programa de investigación sobre armas biológicas, pero esta vez para el bando de los americanos.

Tono nunca se perdonó lo que él y sus colegas hicieron durante la guerra, e incluso escribió un libro en el que relata todas sus atrocidades pese a la opinión de sus compañeros.

Tono entró al Escuadrón 731 en mayo de 1945 e inmediatamente fue puesto a hacer vivisecciones de prisioneros chinos y estadounidenses. Durante aquel tiempo extirpó globos oculares, seccionó pulmones y retiró muchos otros órganos a hombres que aún estaban vivos para estudiar los efectos del agua de mar en el cuerpo.

2- Arthur Rudolph

{keyword}
sheldonkirshner

En muchos sentidos, Arthur Rudolph es recordado como un gran hombre que hizo posible la construcción del cohete Saturno V, el cual llevó a los primeros hombres a la Luna en 1969. A pesar de que inicialmente fue clasificado como un criminal de guerra por las autoridades de EE.UU. y Alemania Occidental, se le otorgó la inmunidad para que pudiese utilizar su conocimiento en cohetería a favor de los Estados Unidos.

Con el tiempo, el Departamento de Justicia estadounidense inició una investigación sobre los trabajos forzados empleados para fabricar los cohetes V-2 alemanes durante la guerra, lo que finalmente obligó a Rudolph a renunciar a su ciudadanía estadounidense y a abandonar el país. Murió en Alemania a los 89 años en 1996.

Rudolph dirigió las operaciones de producción del cohete V-2 en varias plantas desde 1943 hasta 1945. La fabricación de dichos cohetes fue posible gracias a los trabajos forzados de más de 5.000 prisioneros de guerra alojados en el campo de concentración de Mittelbau-Dora.

3- Augusto Pinochet

{keyword}
history.com

Después de tomar el poder durante un golpe militar en 1973, Augusto Pinochet fue presidente de Chile entre 1974 y 1990. Fue un verdadero tirano, responsable del internamiento en cárceles de 80.000 chilenos, 30.000 de los cuales fueron torturados y asesinados durante su mandato.

Mientras estaba en el poder, se otorgó inmunidad judicial él mismo y estableció ciertas leyes para garantizar su inmunidad después de dejar el cargo. Después de su presidencia, permaneció como comandante en jefe del ejército chileno hasta 1998.

Debido a la constitución que promulgó en 1980, se convirtió en senador de por vida, lo que mantuvo su inmunidad para siempre. A pesar de esto, fue arrestado en Londres a través de una orden internacional el 10 de octubre de 1998. Debido a su mal estado de salud, fue liberado sin que fuese juzgado.

4- Edgar Ovalle Maldonado

{keyword}
Democratic Underground

Edgar Ovalle Maldonado fue el principal asesor presidencial guatemalteco y ex general de alto rango durante los 36 años que duró la guerra civil de su país.

Durante su desempeño como comandante de una unidad militar especial en la región quiché entre 1981-82, el régimen llevó a cabo 77 diferentes masacres, dejando numerosas fosas comunes en toda la región. Ha sido acusado de crímenes contra la humanidad, pero a día de hoy mantiene su inmunidad y es un miembro más del gobierno actual.

El Tribunal Supremo del país denegó en enero de 2016 una solicitud para que se suspendiera su inmunidad en nombre de las víctimas de sus acciones entre 1981-88.

5- Klaus Barbie

{keyword}
Spiegel Online

Klaus Barbie fue uno de los nazis más notorios que recibió inmunidad judicial por crímenes contra la humanidad.

Los estadounidenses lo sacaron ilegalmente de Europa poco después de la Segunda Guerra Mundial, aunque más tarde secretamente lo financiaron e instalaron en Alemania, desde donde pudo desarrollar su habilidades contra la expansión comunista. Debido a Estados Unidos y más tarde al gobierno boliviano, donde se refugió, Barbie eludió la ley durante más de 40 años.

Barbie fue jefe de la Gestapo en la ciudad francesa de Lyon, donde fue conocido como el «Carnicero de Lyon» durante la ocupación. Dirigió una campaña donde promovió las violaciones, las torturas y el asesinato sistemático de judíos y separatistas. Se estima que pudo ser responsable de al menos 14.000 muertos.

6- Presidente Omar al-Bashir

{keyword}
endgenocide

El presidente Omar al-Bashir ha sido el presidente en funciones de Sudán desde 1993, y también ha sido acusado de genocidio por la Corte Penal Internacional (CPI) por los crímenes de guerra que cometió en Darfur.

Una reciente reunión de la Unión Africana votó a favor de otorgar inmunidad a cualquier líder gubernamental en funciones o superior. Esta decisión fue condenada por la CPI y otras organizaciones internacionales, pero efectivamente, le dio a Bashir la protección que necesita para evitar ser procesado.

El conflicto de 2003 en Darfur causó la muerte de entre 300.000 y 400.000 personas, muchas de las cuales fueron decapitadas, violadas y torturadas por la milicia del gobierno sudanés.

7- Kurt Blome

{keyword}
USHMM

Kurt Blome fue un científico reclutado por los estadounidenses después de la Segunda Guerra Mundial debido a su programa de armas químicas y biológicas. En mayo de 1945, Blome fue arrestado por el ejército de los EE.UU. y absuelto en el juicio de Núremberg, siguiendo órdenes de la famosa Operación Paperclip. Permaneció en Alemania Occidental, donde trabajó para los Estados Unidos hasta que falleció por causas naturales en 1969.

Blome fue director del programa nazi de guerra biológica y supervisó o participó en experimentos contra miles de prisioneros de guerra. Infectó a sus reos con peste, ántrax, tifoidea y cólera para evaluar la eficacia de posibles vacunas. También llevó a cabo experimentos para evaluar los efectos de los aerosoles químicos en prisioneros de Auschwitz y otros campos de concentración.

8- Dr. Hubertus Strughold

{keyword}
politicalnewschannel

El Dr. Hubertus Strughold era conocido como el «Padre de la medicina espacial» por sus contribuciones al pionero programa espacial americano. Al igual que otros individuos de esta lista, fue reclutado por los estadounidenses tras la Segunda Guerra Mundial para beneficiarse de su experiencia.

Se sospechaba que Strughold estaba involucrado en «experimentos de inmersión en frío» en el campo de concentración de Dachau. Durante estos experimentos, a las personas se les hacía entrar en hipotermia para ver cuánto tiempo tardaban en morir o se les congelaba alguna de sus extremidades por completo para estudiar qué efecto tenía sobre el cuerpo humano.

9- Dr. Heinrich Muckter

{keyword}
Newsweek

El Dr. Heinrich Muckter fue capturado por los estadounidenses cuando huía de la Universidad de Cracovia en 1945. Evitó ser juzgado gracias a la Operación Paperclip y entró en la industria farmacéutica alemana trabajando para Chemie Grunenthal. Muckter experimentó con fiebre tifoidea en prisioneros en Auschwitz y otros campos de concentración, pero lo que hizo después de escapar de la justicia fue aún peor.

Muckter fue uno de los principales químicos responsables del desarrollo de un medicamento llamado talidomida. Este fue vendido a mujeres embarazadas durante los años 1950 y 1960 por Chemie Grunenthal como una «medicina maravillosa». Durante los cuatro años que duró su distribución, más de 100.000 mujeres abortos espontáneos catastróficos y los niños sufrieron graves deformaciones en el mejor de los casos.

Una investigación sobre la compañía finalmente reveló que la talidomida fue creada por Muckter y otros nazis durante la guerra y probablemente probada sobre los prisioneros de los campos.

10- Dr. Shiro Ishii

{keyword}
Masao Takezawa

El Dr. Shiro Ishii fue el jefe del Escuadrón 731. Como las pruebas químicas y biológicas en humanos eran algo que los Aliados nunca llevarían a cabo, Ishii pudo cambiar su cruentas investigaciones por inmunidad jurídica durante la Segunda Guerra Mundial. Fingió su muerte después de la guerra, pero los estadounidenses lo encontraron en 1946.

Ishii fue directamente responsable de la tortura, infección, mutilación y asesinato de un número incalculable de prisioneros chinos y estadounidenses. Usando a estas personas como conejillos de Indias, el equipo de Ishii los forzó a respirar, comer y recibir inyecciones de patógenos mortales como el ántrax, la viruela, el botulismo y una miríada de otras enfermedades.

Aunque su investigación demostró ser de poco valor, los estadounidenses mantuvieron su parte del trato e Ishii permaneció libre hasta su muerte en 1959.

¿Qué opinas al respecto? ¿Estarías dispuesto a negociar con un criminal por un bien mayor?

¡Compártelo con todos tus amigos!

Fuente: Listverse