10 Historias reales de personas que se terminaron casando con sus objetos preferidos

El matrimonio es un voto sagrado de compromiso, una unión eterna que demuestra la devoción que una persona siente sobre otra. Para muchos, el cónyuge perfecto toma la forma de un ser humano, mientras que para otros, la pareja de sus sueños es un objeto sin vida ni sentimientos.

En estos casos, ninguna de las uniones son reconocidas oficialmente a pesar de que las personas involucradas juran que sus matrimonios son tan reales como los de cualquier otra unión entre humanos.

A continuación te mostramos una lista de personas que se casaron con objetos inanimados:

1- Lauren Adkins

10 Historias reales de personas que se terminaron casando con sus objetos preferidos
Johnathan Estrada

Todos hemos sido adolescentes y todos hemos tenido nuestro amor platónico, sin embargo, con el paso del tiempo, la atracción irrefrenable que sentimos por nuestra estrella de cine favorita suele desaparecer. Al final aceptamos que debemos dejar atrás nuestras fantasías y resignarnos a encontrar el amor en el mundo real. Pues no siempre es así.

Lauren Adkins no estaba interesada en enfrentar la realidad. Como muchas otras chicas, Adkins se enamoró del personaje de Edward Cullen cuando leyó la saga Crepúsculo siendo una adolescente.

El vampiro protagonista se ganó el corazón de muchas chicas, pero Adkins admite estar “obsesionada” con él. Cuando las novelas fueron llevadas a la gran pantalla, Robert Pattinson fue seleccionado para el papel de Cullen. En el momento en que Adkins vio la película por primera vez, su enamoramiento pasó del personaje ficticio al actor que lo interpretó.

Adkins vió en Pattinson la personificación perfecta de su enamoramiento ficticio. Desde el momento en que lo vio supo que quería pasar el resto de su vida con él. Sabiendo que las posibilidades de que Pattinson se casase con ellas eran escasas, Adkins tomó una copia de cartón del tamaño del vampiro y se casó con él.

La boda tuvo lugar en 2014 en una capilla de Las Vegas. Hasta 50 invitados presenciaron la el matrimonio de una chica de 25 años y una imagen de cartón.

2- Zheng Jiajia

10 Historias reales de personas que se terminaron casando con sus objetos preferidos
Qianjiang Evening News

Zheng Jiajia, un ingeniero experto en inteligencia artificial, se encontraba muy presionado por su familia porque no conseguía encontrar una novia con la que casarse. Encontrar una pareja para toda la vida es bastante difícil, pero en China, un hombre que busca una esposa enfrenta obstáculos especialmente difíciles.

Las leyes de planificación familiar de China se han relajado recientemente, pero los abortos selectivos por sexo que ocurrieron durante la política de un solo hijo crearon una brecha de género drástica. Sencillamente no hay suficientes mujeres para toda la población masculina. Cansado de su situación, Zheng creó una robot en 2006 a la que llamó Yingying y se casó con ella.

Zheng salió con su novia robot durante 2 meses antes de llevarla hasta el altar. La ceremonia fue simple pero tradicional, con Yingying con un pañuelo rojo sobre la cabeza y algunos familiares y amigos de testigos.

De momento Yingying es capaz de reconocer algunas imágenes y decir unas pocas palabras, pero en un futuro Zheng piensa reprogramar a su esposa para que pueda caminar sola y realizar tareas domésticas como doblar la ropa y lavar los platos.

3- Tracey Emin

10 Historias reales de personas que se terminaron casando con sus objetos preferidos
Linda Nylind/The Guardian

Tracey Emin es un artista de Londres conocida por sus excentricidades y su matrimonio no fue diferente. En 2015, Emin se casó nada más y nada menos que con una piedra.

El esposo de Emin reside en el jardín de su casa. Aunque la ceremonia fue privada, Emin ha hablado abiertamente sobre lo que la llevó a comprometerse con un pedrusco.

Al parecer, la idea le vino tras leer las cartas que se intercambiaron el Papa Juan Pablo II y Anna-Teresa Tymieniecka. El Papa y la filósofa se mandaron cartas muy personales y apasionadas durante largo tiempo, pero nunca tuvo lugar ninguna relación física. Esto hizo que Emin pensara en sus propias relaciones en términos de conexiones espirituales y físicas.

Ella afirma que con la piedra posee una estrecha conexión espiritual. Describe a su esposo como una “hermosa piedra antigua” con la que se identifica. Emin admite que piensa en su esposo cuando tiene un mal día, y que hacerlo le levanta el ánimo.

4- Linda Ducharme

10 Historias reales de personas que se terminaron casando con sus objetos preferidos
Daily News Dig

A pesar de que apareciese en 2015 en el programa de televisión Mi extraña adicción, Linda Ducharme insiste en que ella no sufre ninguna adicción. La mujer afirma que no está obsesionada con las atracciones, solo está enamorada de una. El nombre de su enamorado es Bruce, y es una noria.

Ducharme conoció a su esposo en una feria en 1982. Salió con Bruce durante 30 años antes de comprometerse con el artilugio de 21 metros de altura en 2012. Si de algo podemos estar seguros es que Ducharme ha demostrado su devoción por Bruce apoyándolo “en la salud y la enfermedad”. En1986, una tormenta causó unos daños tan graves que forzaron el retiro de Bruce. Entonces Ducharme reclamó sus restos y se gastó casi 100.000 para reparar el amor de su vida.

Ducharme dice que su relación con la noria no es diferente de cualquier otra pareja casada. Pasan tiempo juntos e incluso comparten cenas a la luz de las velas.

Bruce no es el primer amor no tradicional de Ducharme. Antes de comprometerse con su esposo actual, Ducharme salió con un avión y con un tren.

5- Richard Torres

10 Historias reales de personas que se terminaron casando con sus objetos preferidos
Linda Nylind/The Guardian

Richard Torres es muy aficionado a los árboles, pero en realidad no está enamorado de sus frondosos cónyuges. El activista peruano comenzó a casarse con árboles para concienciar sobre los problemas ambientales.

En 2013, Torres comenzó su inusual forma de activismo cuando se casó con un árbol en Perú. Su segundo matrimonio tuvo lugar en Argentina unos meses después. La ceremonia se llevó a cabo en un parque público de Buenos Aires. Torres leyó sus votos, se puso un anillo y besó el árbol para simbolizar la unión.

Un año más tarde Torres volvería a contraer matrimonio en Bogotá, Colombia. Durante la ceremonia, Torres pidió a las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia que abandonasen la guerra y comenzasen a plantar árboles.

El activista piensa seguir su lucha para concienciar a la gente con esta curiosa estrategia.

6- Jodi Rose

10 Historias reales de personas que se terminaron casando con sus objetos preferidos
Christian Shcallert

Le Pont du Diable, o el Puente del Diablo, es un puente de piedra construido durante el siglo XIV ubicado al sur de Francia. A pesar de que el puente ha sido testigo de acontecimientos la mar de pintorescos, el más extraño sin duda debe ser el que ocurrió en 2013, cuando Jodi Rose se casó con él en una ceremonia bendecida por el alcalde y 14 invitados.

Rose conoció el Puente del Diablo durante una serie de viajes que hizo por todo el mundo mientras trabajaba en un proyecto llamado Singing Bridges. Durante el mismo, Rose grababa las vibraciones de los cables de diferentes puentes para crear música.

Al parece, Rose ama a su esposo por muchas razones. Ella afirma que el puente le hace sentirse conectada a la Tierra. Lo describe como “fijo, estable y enraizado al suelo”.

7- Chang His-Hsum

10 Historias reales de personas que se terminaron casando con sus objetos preferidos

Chang His-hsum perdió a su primera esposa, Tsai, después de que ésta se suicidase. Su familia se opuso a su matrimonio, y Tsai se suicidó debido a la presión y el rechazo que sintió. Chang finalmente se volvió a casar, pero sabía que su primera esposa no estaba en paz.

En 1999, 20 años después de la muerte de Tsai, Chang se casó con una muñeca Barbie para favorecer que el espíritu de su primera esposa descansase. La segunda esposa de Chang aprobó la ceremonia.

La boda tuvo lugar en el templo budista local de Chang. La muñeca llevaba un bonito traje de novia y un collar de oro que había pertenecido a Tsai. En esta ocasión, la familia de Chang sí que dio su bendición al matrimonio y pidió perdón por lo ocurrido en el pasado.

Después de la ceremonia, Chang regresó a casa con su novia humana, su nueva novia Barbie y una urna que contenía las cenizas de Tsai.

8- Sal 9000

10 Historias reales de personas que se terminaron casando con sus objetos preferidos
The Daily Telegraph

Love Plus es un juego de simulación de citas. El objetivo en el juego es construir una relación con uno de los tres avatares femeninos.

Un japonés conocido como “Sal 9000” creó una relación virtual con Nene Anegasaki, uno de los avatares de Love Plus. Después de que el joven de 25 años saliese con Nene prácticamente durante tres meses, decidió que estaba listo para dar el siguiente paso y se casó con ella en 2009.

Sal se casó con Nene porque dice ser la mujer de sus sueños. El joven afirma que el avatar es mejor que una novia humana porque no se enfada tan fácilmente, y que cuando lo hace, lo perdona rápidamente. Sal dice que como tiene a Nene, no tiene necesidad de buscar a ninguna una mujer humana.

9- Babylonia Aivaz

10 Historias reales de personas que se terminaron casando con sus objetos preferidos
Lindsey Wasson

En enero de 2012, una mujer de Seattle, Babylonia Aivaz, prometió amar un almacén de Seattle frente a una multitud de 50 espectadores.

Aivaz decidió contraer matrimonio con un almacén por lo que ella llamó “un problema grave de gentrificación“. El destartalado almacén iba a ser demolido para dejar espacio a un edificio de apartamentos, y aunque Aivaz no pudo detener la demolición, la ceremonia tenía el propósito de concienciar a la población sobre la situación.

10- Carol Santa Fe

10 Historias reales de personas que se terminaron casando con sus objetos preferidos
Twitter

Carol Santa Fe tenía solo 9 años cuando conoció al amor de su vida. Después de 36 años de adoración, decidió casarse con su esposa “Daidra” en 2015. Daidra es una estación de tren de San Diego llamada Santa Fe Depot.

Desde que contrajesen matrimonio, Carol viaja 45 minutos todos los días para pasar tiempo con su esposa. Ella saluda a la estación y le cuenta como le ha ido el día. Además de hablar con ella, Carol dice que tiene relaciones sexuales con Daidra mentalmente.

Carol admite que se excita cuando los trenes aceleran sus motores y que considera que Daidra es romántica y el amor de su vida. Consumaron su relación unos años antes de casarse, pero solo mentalmente.

Carol hace todo lo posible por ocultar el hecho de que está conversando y abrazándose con Daidra cuando la visita, pero no porque esté avergonzada de sus sentimientos. Carol explica que no quiere que le prohíban el acceso a la estación por mostrar demasiadas pruebas de afecto.

¿Qué te han parecido estos excéntricos matrimonios?

¡Compártelo con todos tus amigos!

Fuente: Listverse