10 Historias reales de personas que murieron realmente por tener el corazón roto

Probablemente has escuchado en muchos casos que alguien «se muere de amor», pero se suele usar de forma metafórica.

No concebimos que realmente puedas morir de amor y normalmente animamos a alguien que está sufriendo por su relación diciéndole que nadie se muere por amor. Quizás deberías replantearte esa frase de ánimos porque estás equivocado. No debes dejarte engañar. Es absolutamente posible morir por amor y, si no nos crees, descubre las siguientes historias.

10 Personas que realmente han muerto por amor

1- El marido de Mary Tamm

img 5a7452b265aca
BBC

Mary Tamm, conocida por su papel en Doctor Who, murió de cáncer en 2012. Apenas unas horas después del funeral de la mujer, su esposo, Marcus Ringrose, falleció mientras contestaba a quienes habían enviado sus condolencias.

2- Padres de Doug Flutie

{keyword}
Edwin Martinez / CC BY 2.0

Los padres de Doug Flutie, ex mariscal de campo de la NFL, fallecieron con minutos de diferencia. El padre estaba en el hospital después de sufrir un ataque cardíaco y finalmente falleció. En menos de una hora, su madre también sufrió un ataque al corazón y falleció, devastada por la pérdida.

3- La pareja inseparable

{keyword}

Don y Maxine Simpson, una pareja de Bakersfield, California, murieron con cuatro horas de diferencia. Don había pasado los últimos momentos de Maxine a su lado.

Cuatro horas después del fallecimiento de Maxine, Don también murió. Uno de sus nietos dijo: «Todo lo que Don quería era estar con su preciosa esposa. Adoraba a mi abuela, la amaba hasta el fin de la tierra».

4- Aniversario de bodas

{keyword}

Clifford y Marjorie Hartland tenían 101 y 97 años respectivamente. Clifford había sido dado por muerto durante la Segunda Guerra Mundial, pero su mujer se negó a creerlo. Su fe se vio recompensada cuando su marido era uno de los hombres que volvían a casa. El día que el marido murió, Marjorie le dijo a su hija que no podía vivir sin él. Ella murió horas después de su 76 aniversario de bodas.

5- No podía vivir sin ella

{keyword}

Nev Wild murió en mayo de 2015, apenas seis semanas después de que su esposa falleciese de cáncer. Su familia estaba muy triste pero bromeaba con cariño diciendo que su madre había tenido seis semanas de paz hasta que Nev decidió seguirla.

6- Johnny Cash

{keyword}
Wikimedia Commons

June Cash murió por unas complicaciones en una operación de corazón y toda su familia estaba devastada. Sin embargo, el más afectado fue su marido Johnny Cash, el famoso músico. Cuatro meses después, el hombre estaba en el hospital para tratar su diabetes cuando murió.

Está científicamente comprobado que el estrés que provoca un dolor extremo puede coger una enfermedad leve y convertirla en mortal.

7- Padre afligido

{keyword}

Tomas Lamb, un hombre de 46 años, fue brutalmente asesinado con una horca mientras su padre de 67 años, John Lamb, estaba dentro de la casa durmiendo la siesta sin tener ni idea de lo que estaba ocurriendo. Once semanas después, inundado por la pena, John Lamb falleció.

8- Ex arbitro de fútbol irlandés

{keyword}

Mattie Stafford era un ex árbitro. Bridie Stafford, su mujer durante 59 años, falleció de un ataque al corazón y él la siguió con otro ataque cardíaco. Tenían 80 y 81 años.

9- «Cierra los ojos, iré contigo»

{keyword}

George y Pat Pittmans habían estado casados durante cincuenta y cinco años. Un día Pat enfermó y la ingresaron en el hospital. George se negó a dejarla y en los últimos instantes de Pat le dijo: «Cierra los ojos, iré contigo». 21 horas después, George falleció.

10- George y Hazel Richards

{keyword}

Esta pareja de Plymouth, Inglaterra, estaban a punto de celebrar sus bodas de diamantes, pero ambos, de 84 años, fallecieron. George falleció una semana después de enfermar y Hazel, que estaba en un hogar de ancianos por Alzheimer, murió al enterarse de la muerte de su esposo y descubrir que ya no tenía motivos para seguir viviendo.

Como puedes ver, hay personas que no soportan el dolor que conlleva perder a la persona más importante de tu vida. El cuerpo se resiente y al final terminan falleciendo. Así que nunca más vuelvas a decir que de amor nadie se muere.

¿Sabías que realmente se podía morir por amor? ¿Conoces alguna otra historia? ¡Cuéntanoslo en los comentarios!

¡Compártelo con todos tus amigos y familiares para que sepan que también se puede morir de amor!

Fuente: ThoughtcatalogImagen de portada: Kristo-Gothard Hunor / shutterstock