10 Grandes momentos de pereza de personas vagas que llegaron a cambiar la Historia de la Humanidad

La pereza es un estado de ánimo que seguramente siempre has pensado como negativo, de hecho, lo más seguro es que hayas pasado gran parte de tu vida castigándote por ello. Pero, lo que no sabes es que está demostrado científicamente, por la Universidad Simón Fraser de Canadá, que los seres humanos estamos programado para ser unos perezosos.

Así que no te sientas mal, porque no has sido el único. A continuación, te mostraremos los 10 momentos más perezosos de la historia humana que te harán sentir mejor persona.

Descubre los momentos más perezosos de la historia

1- El Diccionario de Inglés de Oxford se publicó con retraso

10 Grandes momentos de pereza de personas vagas que llegaron a cambiar la Historia de la Humanidad
Pixabay

La realización del Diccionario de Inglés de Oxford no debe ser una tarea fácil, si tenemos en cuenta que tiene alrededor de unas 228.130 palabras repartidas en 20 volúmenes.

Se esperaba que se tardara unos 10 años en crearlo, pero no tuvieron en cuenta esta capacidad del ser humano. Cuando pasaron 5 años los académicos sólo habían llegado a la palabra «hormiga», sin duda alguna fue el punto de inflexión para que se dieran prisa.

2- Los colonos de Jamestown Virginia se les daba muy bien ir de fiesta

10 Grandes momentos de pereza de personas vagas que llegaron a cambiar la Historia de la Humanidad
Wikipedia
Sí, es el mismo capitán John Smith que conoció a Pocahontas. Aunque en la vida real este caballero fue bastante impopular ya que fue unos de los que ayudo a establecer la colonia de Jamestown, Virginia.
Sus compañeros colonos, que lo traicionaron, decidieron ejecutarlo dos veces y las dos fallaron. La segunda vez, lo mantuvieron secuestrado y éste logro escaparse, gracias a que sus verdugos estaban muy ocupados festejando.

3- Richard Sheridan dejaba latente la emoción hasta el final

10 Grandes momentos de pereza de personas vagas que llegaron a cambiar la Historia de la Humanidad
Wikipedia

Richard Sheridan fue un dramaturgo irlandés que se hizo famoso por comedias como School for Scandal. Pero, no nos referimos a que entregó sus manuscritos tarde. Nos referimos a que entregó su obra terminada a los actores, mientras estos estaban en el medio de la presentación en la noche de estreno. Seguro tuvieron que improvisar.

4- La pereza del dueño del crematorio más aterradora

10 Grandes momentos de pereza de personas vagas que llegaron a cambiar la Historia de la Humanidad

Ray Brent Marsh fue dueño de un crematorio en Georgia al que se le estropeó la materia prima de su negocio: el horno. Era tan vago que no llamó al reparador de hornos de crematorios, y simplemente decidió esconder los restos de los cadáveres en su patio y entregarle unas urnas llenas de polvo de cemento.

Cuando la policía llegó a aquel lugar, encontraron más de 320 restos humanos. Por esta demostración épica de holgazanería fue sentenciado a 12 años de prisión.

5- El primer ministro más perezoso de Gran Bretaña

10 Grandes momentos de pereza de personas vagas que llegaron a cambiar la Historia de la Humanidad
Wikipedia

No hay duda que en Gran Bretaña, la clase es todo. Si el talento no es lo tuyo, pero has nacido en la aristocracia, no te preocupes porque llegarás muy lejos. El caso del primer ministro del siglo XIX, Lord Melbourne sea posiblemente el hombre más perezoso de la historia y es que se pasó su vida durmiendo, generalmente roncando.

6- El yihadista de ISIS que era demasiado perezoso para luchar

10 Grandes momentos de pereza de personas vagas que llegaron a cambiar la Historia de la Humanidad
Wikipedia

Hay un mensaje en el Corán donde Muhammad dice que si un musulmán no quiere pelear nadie puede hacerlo. Ali se tomó esto muy en serio ya que cuando ISIS lo aceptó en sus filas, Ali exigió un trabajo muy cómodo, y pasó meses engordando y descargándose videos musicales.

ISIS no estaba para mantener a una persona que no haga nada a cambio, así que lo obligaron a ir al frente. Éste se resistió y huyó para retomar su vida.

7- El escritor al que le daba flojera escribir

10 Grandes momentos de pereza de personas vagas que llegaron a cambiar la Historia de la Humanidad
Wikiquote

Douglas Adams es uno de los escitores más perezosos que jamás haya existido. Su libro más famoso es La guía del autoestopista galáctico, un libro de ciencia ficción y de literatura británica de mucho éxito, que le llevó a ser contratado para hacer un libro llamado Starchips Titanic. Adams lo postergó durante años, tanto es así que creó un juego para ordenadores para así evitar trabajar en la novela.

8- George Akerlof convierte la postergación en un campo académico

10 Grandes momentos de pereza de personas vagas que llegaron a cambiar la Historia de la Humanidad
Pixabay

George Akerlof es un economista que fue lo suficientemente curioso acerca de su holgazanería que logró convertirlo en un trabajo académico y ganar un Premio Nobel por ello.

¿Qué tiene que ver con la economía? Al parecer, mucho. Y es que Akerlof utilizó su propia lentitud para hacer suposiciones sobre cómo la poblaciones podrían actuar en ciertas situaciones.

9- A un discípulo de Buda le daba pereza hacer preguntas

10 Grandes momentos de pereza de personas vagas que llegaron a cambiar la Historia de la Humanidad
Wikipedia

Buda creó una religión global, con alrededor de 500 millones de personas en todo el mundo adhiriendo a cada uno de sus enunciados. Gracias a un discípulo llamado Aranda, todavía hay cosas muy importantes que no se conocen sobre los votos budistas.

El problema fue que Ananda no sabía cuáles eran los votos principales y cuáles eran los secundarios. Pero, éste decidió que esa pregunta podría esperar, algo que siguió pensando hasta que Buda murió.

10- Leonardo da Vinci convierte la holgazanería en una obra de arte

10 Grandes momentos de pereza de personas vagas que llegaron a cambiar la Historia de la Humanidad
Wikimedia Commons

¿Te has preguntado cuánto tiempo tardó da Vinci en pintar La Mona Lisa? ¿Seis meses? ¿Un año? Pues fueron 15 años y no fue por su dificultad, sino porque era muy flojo. ¡Ojo! No somos nosotros quienes le criticamos, y es que en su lecho de muerte, admitió su holgazanería crónica.

¿Te sientes mejor? Al final ser tan flojo no es para tanto, sólo necesitas tiempo para que llegue la inspiración.

¡Comparte con esos amigos y familiares holgazanes esta curiosidades de la historia!

Fuente Listverse