10 de las Atrocidades y Torturas de los Aliados más macabras de la historia en la Segunda Guerra Mundial

Como decía el magnífico escritor George Orwell, «La historia la escriben los vencedores«, una verdad como un templo si la utilizamos para referirnos a la Segunda Guerra Mundial.

A menudo, pensamos en este conflicto con el bando de los aliados representados como caballeros andantes que impartieron justicia ante la afrenta de los seguidores de Hitler y los japoneses.

Sin embargo, a pesar de que los libros de historia tienden a representar a los aliados casi como santos, la realidad fue muy distinta de lo que creemos. La guerra fue un acontecimiento atroz y horrendo por parte de los dos bandos. En una guerra nunca hay buenos y malos, o ganadores y perdedores. Sufrimos todos. Pierde la humanidad.

Aunque nadie cuestiona que el bando del Eje cometió actos totalmente impensables y fue ciertamente peor, las muchas atrocidades cometidas por los Aliados pone en evidencia que la brutalidad vive en todos nosotros.

10 Atrocidades cometidas por los Aliados en la Segunda Guerra Mundial que nunca se olvidarán:

1- Los estadounidenses y los británicos rechazaron a miles de refugiados judíos

10 de las Atrocidades y Torturas de los Aliados más macabras de la historia en la Segunda Guerra Mundial
United States Holocaust Memorial Museum

Siempre se suele decir que todas las maldades que pudiesen cometer los Aliados durante la guerra están justificadas, puesto que se paró en seco el Holocausto promovido por los nazis.

De hecho, muchas personas creen que el Holocausto fue la razón principal por la que Estados Unidos y muchos otros países entraron en la guerra, cuando la verdad es que EE.UU. solo entró oficialmente en el conflicto después de que fuese atacado por Japón.

A medida que se iban filtrando noticias sobre lo que Alemania estaba haciendo, la mayoría de los países estaban más preocupados por proteger sus propias fronteras que cualquier otra cosa. Estados Unidos, en particular, considerado el héroe a día de hoy, rechazó cientos de miles de refugiados judíos durante el curso de la guerra a pesar de las terribles circunstancias.

Por desgracia, los británicos no fueron mucho mejores. Aunque acogieron a algunos refugiados, entorpecieron el acuerdo que permitía al pueblo judío refugiarse en lo que entonces era Palestina.

Muchos judíos no pudieron acceder a Palestina y acabaron siendo absorbidos por otros países europeos. Desafortunadamente, estos países cayeron más tarde bajo el control de Alemania poniendo a los refugiados judíos de nuevo al alcance de Hitler. La mayoría murió en el Holocausto.

2- La política de tierra quemada de Stalin

10 de las Atrocidades y Torturas de los Aliados más macabras de la historia en la Segunda Guerra Mundial
Franklin D. Roosevelt Library

La política de tierra quemada o de tierra arrasada es una táctica militar que consiste en destruir absolutamente todo lo que pueda ser de utilidad al enemigo cuando una fuerza avanza a través de un territorio o se retira de él.

A pesar de que la mayoría de la gente piensa que esta táctica era solo utilizada por los nazis, Stalin también fue un gran simpatizante de este método de combate, y probablemente fue mucho más brutal que el de los nazis.

El ejercito de Stalin no dudaba a la hora de quemar campos de cultivos, derribar todo edificio en pie o destruir cualquier sistema de transporte sin pensar en cómo afectaría a sus propios civiles o lo difícil que le resultaría alimentarlos o trasladarlos a un lugar seguro.

3- Miles de mujeres fueron violadas por soldados rusos después de que liberaran Polonia de los nazis

10 de las Atrocidades y Torturas de los Aliados más macabras de la historia en la Segunda Guerra Mundial
Wikimedia

Verdaderamente, Rusia no disfruta de la mejor de las reputaciones entre los países de los Aliados a día de hoy. Se le consideraba el país más peligroso de la facción, pero por desgracia, resultaba pieza clave para detener a Hitler.

No sólo frenaron su avance, sino que hicieron retroceder al ejército alemán hasta el mismo Berlín. Tras tantos combates, los soldados rusos estaban exhaustos y desmoralizados, y con una sociedad más que rota a su alrededor, les fue bastante fácil volver a unos comportamientos primitivos.

Aunque en su mayor parte esto se tradujo en forma de pillaje, la cantidad de mujeres violadas durante la guerra es realmente inquietante. Para empeorar las cosas, Stalin aprobó que sus soldados violasen a las mujeres de sus enemigos, pues era una manera de destruirlos psicológicamente.

Las violaciones no solo se produjeron entre mujeres alemanas. El Ejército Rojo se hizo famoso por violar a todas las víctimas femeninas de los países que conseguían liberar del horror nazi.

4- Las tropas canadienses quemaron un pueblo entero por venganza

10 de las Atrocidades y Torturas de los Aliados más macabras de la historia en la Segunda Guerra Mundial
Library and Archives Canada

Como se mencionó anteriormente, la guerra pone de manifiesto la brutalidad que vive en todos nosotros, y Canadá no fue una excepción. Cerca del final de la Segunda Guerra Mundial, algunas tropas canadienses se encontraban luchando con parte de la última resistencia alemana, lo que terminó en una batalla campal cerca de un pueblo llamado Friesoythe, hogar de unos 4.000 civiles alemanes.

Justo cuando avanzaban por Friesoythe para acabar con los últimos alemanes, el líder de los canadienses fue asesinado. Un informe erróneo dio a entender que no fue asesinado por un soldado alemán, sino que un francotirador civil le había disparado por la espalda.

El comandante en funciones estaba tan indignado que en lugar de esperar a averiguar si era cierto, decidió vengarse de todo el pueblo. Una vez que la ciudad fue tomada, la población fue expulsada y el pueblo quemado hasta las cimientos.

5- La campaña de bombardeo masivo contra civiles en Japón

10 de las Atrocidades y Torturas de los Aliados más macabras de la historia en la Segunda Guerra Mundial
US Military

Todo el mundo conoce el momento de la historia en el que Estados Unidos decidió lanzar las bombas atómicas de Hiroshima y Nagasaki. Este famoso acontecimiento se llevó a cabo argumentando que los japoneses jamás se rendirían y que solo una explosión tan impactante impediría una guerra terrestre que duraría décadas y costaría millones de vidas.

Sin embargo, mucho antes de los bombardeos de Hiroshima y Nagasaki, Estados Unidos ya bombardeaba ciudades civiles japonesas de manera regular para desmoralizar al enemigo.

De hecho, el general Curtis LeMay, quien ordenó los ataques, pensó que los japoneses no se rendirían hasta que estuvieran prácticamente exterminados. Por esta razón decidió que el bombardeo de las ciudades japonesas no era suficiente y que EE.UU. tenía que ir a por una de sus ciudades más importantes y hacer algo drástico.

El 9 de marzo de 1945, LeMay llevó a cabo su plan y ordenó una incursión aérea hasta el mismo Tokio. Aquel no fue un bombardeo normal. Los bombarderos tiraron bombas de napalm y vaselina para incendiar toda la ciudad.

Más de 40 kilómetros cuadrados de la ciudad fueron totalmente calcinados junto a sus habitantes. Fue un espectáculo horrible que acabó con la vida de al menos 100.000 civiles.

6- Los soldados estadounidenses coleccionaron cráneos japoneses por divertimento

10 de las Atrocidades y Torturas de los Aliados más macabras de la historia en la Segunda Guerra Mundial
Pinterest

Las atrocidades de los japoneses durante la Segunda Guerra Mundial están muy documentadas, y especialmente en Estados Unidos, sus fechorías son muy conocidas.

Sin embargo, la guerra nos equipara a todos, y los soldados estadounidenses comenzaron a realizar acciones que muchas personas no entenderían a día de hoy. Sorprendentemente, el ejercito norteamericano tomó la tradición de mutilar cadáveres japoneses para tomarlos como trofeos.

Una de los premios más habituales entre los soldados eran las orejas, ya que eran fáciles de cortar y guardar como trofeo, sin embargo, los cráneos eran la recompensa más preciada.

Para conseguir uno de estos preciados cráneos, tenían que hervir la cabeza para quitarle la piel o dejarla fuera el tiempo suficiente para que las hormigas se comieran toda la carne.

7- Millones de alemanes étnicos fueron deportados a Alemania tras la guerra

10 de las Atrocidades y Torturas de los Aliados más macabras de la historia en la Segunda Guerra Mundial
Hoover Institution Archives

La mayoría de gente piensa que todo volvió a ser de color de rosa tras el fin de la guerra. Sin embargo, las secuelas de la Segunda Guerra Mundial fueron increíblemente feas, y los vencedores no siempre tomaron decisiones que velaron por el bienestar de la vida humana. De hecho, lo que sí había era un fuerte deseo de venganza.

Tras la guerra, los Aliados aprobaron un plan para deportar a la fuerza cerca de 12 o 14 millones de alemanes étnicos (aquellos considerados, por ellos mismos o por el resto, étnicamente alemanes pero que no viven en la República Federal de Alemania, ni necesariamente tienen su ciudadanía) hacia una Alemania desde los países vecinos en los que habían nacido.

La mayoría de los libros de historia occidentales no hablan de esto debido a lo vergonzoso que resultó. Se calcula que alrededor de 500.000 civiles murieron como parte de la mayor migración forzada en la historia conocida. Para empeorar las cosas, muchos de estos ciudadanos fueron enviados a los pocos campos de concentración que quedaban en Alemania.

Y por si no fuese suficiente, la gran mayoría de las personas que se vieron obligadas a emigrar fueron mujeres, ancianos y niños menores de 16 años que habían sido demasiado jóvenes para luchar en la guerra.

8- Los estragos de la Operación Paperclip

10 de las Atrocidades y Torturas de los Aliados más macabras de la historia en la Segunda Guerra Mundial
NASA

No todo el mundo la conoce por su nombre, pero todo el mundo sabe lo básico de la Operación Paperclip. Durante la Segunda Guerra Mundial, Estados Unidos y muchos otros países estudiaron y desearon la tecnología de los alemanes así como los secretos de sus científicos.

Cuando terminó la guerra descubrieron que los nazis habían trabajado en áreas que ni siquiera habían imaginado, como agentes nerviosos y una nueva forma de peste bubónica. En vez de intentar destruir todas esas investigaciones, los Estados Unidos decidieron reclutar a los científicos responsables para sí mismos.

El objetivo era llevar a casi 90 científicos alemanes a Estados Unidos, limpiar un poco su pasado y hacer que trabajasen para su nuevo hogar. Puede que haya quienes piensen que sólo eran científicos siguiendo órdenes, pero sin duda no eran buenas personas. Desafortunadamente, la mayoría de estos hombres vivieron trabajando para el gobierno estadounidense y nunca recibieron ningún castigo por sus acciones.

9- Los estadounidenses enviaron a los disidentes soviéticos a Rusia para morir

10 de las Atrocidades y Torturas de los Aliados más macabras de la historia en la Segunda Guerra Mundial
US Government

El fin de la guerra emocionó tanto a todo el mundo que muchas personas olvidaron algunas de las atrocidades que sucedieron directamente después de la guerra.

En la famosa Conferencia de Yalta, una de las promesas realizadas fue la repatriación de ciudadanos atrapados en territorio de otro país aliado o mantenidos como prisioneros. Desafortunadamente, lo que parecía ser una buena acción sobre el papel, en poco tiempo se convirtió en toda una pesadilla.

Estados Unidos prestó refugio a unos cuantos millones de refugiados rusos que tenían que volver a su país a pesar de que muchos no quisieran regresar a su tierra natal. En un principio, los norteamericanos recurrieron a la fuerza, pero esto condujo a algunos suicidios, por lo que decidieron tomar un enfoque diferente.

Empezaron a engañar a la gente diciéndoles que serían llevadas a otro lugar aunque luego los enviaban a la Unión Soviética. La mayor parte de los enviados fueron ejecutados por deserción u otros crímenes o fueron enviados a campos de trabajo hasta morir.

10- Los EE.UU. y el Reino Unido utilizaron a los prisioneros de guerra como esclavos

10 de las Atrocidades y Torturas de los Aliados más macabras de la historia en la Segunda Guerra Mundial
Nebraska State Historical Society

A medida que avanzaba la Segunda Guerra Mundial, los británicos comenzaron a tener un problema: almacenar a todos los prisioneros de guerra y alimentarlos se estaba convirtiendo en inconveniente para el sistema.

Estados Unidos, para ayudar a su aliado, aceptó tomar algunos de los prisioneros de guerra. Sin embargo, esto originó que tampoco ellos supiesen qué hacer con ellos.

A pesar de que los Aliados estaban preocupados por seguir los Convenios de Ginebra, los cuales no permitían el uso de soldados capturados ​​como esclavos, ambos países rápidamente decidieron seguir adelante y empezar a usar a sus prisioneros para trabajos forzados ya que tenían escasez de mano de obra.

Para superar el hecho de que técnicamente no podían tratarlos como esclavos, decidieron pagarles un salario increíblemente pequeño. (En Inglaterra, esto equivalía a un solo chelín al día).

¿Qué te han parecido estas acciones de los aliados? ¿Habías oído hablar de ellas?

¡Compártelo con todos tus amigos!

Fuente: Listverse