10 Cosas que seguramente no sabías sobre los testículos que todo hombre debería conocer

Huevos, bolas, cojones, pelotas, joyas de la corona, da igual como los llames, los testículos son muy importantes y también lo es su bienestar. Cuando hablamos sobre la sexualidad masculina, lo primero que se nos viene a la cabeza es el pene.

Pero por alguna razón, a pesar de ser parte fundamental del sexo masculino, los testículos suelen caer en el olvido. No es que necesites más razones para cuidar de tus testículos, pero a continuación te mostramos algunos datos curiosos sobre estos pequeños cargados de amor.

Los datos más curiosos sobre los testículos

1- Están relacionados con los aguacates

La palabra aguacate viene de la palabra azteca ‘ahuácatl‘, la cual significa testículo. Aparentemente esto se podría deber a la similitud que guardan en su forma y al hecho de que la cultura Azteca pensaba que esta fruta era afrodisíaca.

{keyword}
Giphy

2- Jurar por los testículos

El derecho romano obligaba a los hombres a jurar por sus testículos, es decir, a palpárselos para atestiguar que lo que decían era toda la verdad y nada más que la verdad.

De hecho, la palabra testigo deriva del antiguo testiguar, «atestiguar«, procedente del latín testificare, compuesto de testis, «testigo», y facere, «hacer».

A su vez, la palabra latina testiculus, que significa «testigo de virilidad«, está compuesta por testis «testigo» y el diminutivo culus. De tal modo que los testículos serían etimológicamente una especie de pequeños testigos.

3- ¿Para qué sirven?

El propósito primario de los testículos es producir esperma, y para que engañarnos, son bastante buenos haciéndolo. Estas dos pequeños órganos ovalados son capaces de producir alrededor de 200 millones de espermatozoides al día.

Y no solo eso, los testículos también producen andrógenos (las hormonas masculinas), principalmente la testosterona.

{keyword}
Giphy

4- Creencias a lo largo de la historia

En el pasado, la gente pensaba que el testículo derecho producía niños y el izquierdo niñas. Tanto es así, que Aristóteles recomendaba amarrar el testículo izquierdo si se deseaba tener un varón.

Esa recomendación degeneró hasta tal punto que en la Edad Media, los hombres se quitaban literalmente el testículo izquierdo. Hoy en día se sabe que ambos testículos producen el mismo esperma.

5- ¿Cambian de tamaño durante el sexo?

{keyword}
Giphy

Estamos familiarizados con el agrandamiento del pene cuando se excita, pero los testículos también se expanden durante el sexo. Concretamente, pueden llegar a doblar su tamaño.

6- ¿Por qué están colgando?

Los testículos se sitúan fuera del cuerpo humano, a pesar de dejarlos totalmente expuestos de esta manera, para que puedan regular su temperatura. Al parecer, el esperma es muy sensible y necesita estar unos dos grados por debajo de la temperatura corporal para sobrevivir.

Sin embargo, muchos mamíferos, como los elefantes, tienen los suyos dentro del cuerpo, cerca de sus riñones.

7- La Iglesia Católica Romana no permitía que las mujeres cantasen en los coros de sus iglesias

{keyword}
Giphy

Lograron mantener esta tradición durante más de 300 años. ¿La razón detrás de esta decisión?

En el siglo XVI, era muy habitual extirpar los testículos a los niños para que consiguieran una voz aguda y que esta no cambiase con la llegada de la pubertad. Los niños sometidos a esta operación recibían el nombre de «castrati«.

Los castratis consiguieron una gran popularidad y llegaron a cobrar enormes sumas de dinero por sus actuaciones alrededor de los siglos XVII y XVIII.

8- Otra rareza de la Iglesia Católica

Hay una curiosa silla exhibida en el Museo del Vaticano conocida como «sedia stercoraria» (la silla de los testículos). ¿Para qué se utilizaba esta misteriosa silla?

Según numerosos escritos, la «sedia stercoraria» se utilizaba después del cónclave, una vez elegido el nuevo Papa, y su función era determinar la masculinidad del nuevo pontífice.

Un diácono introducía la mano derecha bajo la silla donde se hallaba sentado el papa y palpaba los genitales pontificios. Si todo estaba en su sitio, el Sumo Pontífice recibía la bendición de los cardenales y comenzaba la liturgia de coronación.

9- La mayoría de los testículos cuelgan a diferentes alturas

{keyword}
Giphy

Para alrededor del 65% de los hombres, el testículo derecho siempre cuelga más alto y es algo más grande.

Extrañamente, la mayoría de las estatuas griegas de hombres desnudos casi siempre mostraban el testículo izquierdo más grande respecto al derecho.

10- Cada esperma contiene alrededor de 37.5 megabytes de «datos»

O dicho de otra manera, el cuerpo humano libera alrededor de 15.8 terabytes de datos por eyaculación.

Además, los testículos tienen las proteínas más diversas de cualquier órgano. Un estudio encontró que el 77% de todas las proteínas humanas se expresan en los testículos, 999 de las cuales son proteínas únicas. Se trata de un dato bastante impresionante si tenemos en cuenta que el cerebro humano solo tiene alrededor de 318 proteínas únicas.

¡Comparte estos pequeños secretos sobre los testículos con todos tus amigos!