10 Cosas que hacen los niños en las que fijarse para saber si van a ser unos genios de mayores

Todos los niños son especiales y únicos y es algo que alegra muchísimo a los padres. Sin embargo, algunos son tan únicos que están destinados a ser futuros genios. Para descubrirlo se debe evaluar al niño, algo que es mucho más complicado de lo esperado. No consiste en confiar en las puntuaciones de los test. De hecho, los educadores buscan otros signos de inteligencia que son imposibles de medir con una prueba.

10 Rasgos de los niños que demuestran que serán unos genios

1- Reconocer muy pronto los patrones

10 Cosas que hacen los niños en las que fijarse para saber si van a ser unos genios de mayores

Sabrán reconocer patrones de color y forma y reconocerán comportamientos, acciones y actividades repetidos. Suelen ser muy buenos para observar y recordar información clave.

2- Tener un conocimiento detallado de su temática favorita

10 Cosas que hacen los niños en las que fijarse para saber si van a ser unos genios de mayores

Si tu hijo se sabe el nombre científico de cada dinosaurio o sabe explicar el funcionamiento interno de un motor de coche, puede que estés educando a un genio. Esto suele ocurrir sobre los 11 años, donde te demuestra que tiene una competencia experta en un campo que solo suelen realizar los adultos.

3- Tener enfoque y determinación

10 Cosas que hacen los niños en las que fijarse para saber si van a ser unos genios de mayores

Suelen tener perseverancia para realizar una tarea o hábito hasta que consiguen dominarlo. Tienen una gran capacidad de concentración y consiguen trabajar sin distracciones hasta su finalización.

4- Pasión por la lectura

10 Cosas que hacen los niños en las que fijarse para saber si van a ser unos genios de mayores

Suelen ser lectores voraces. Aprenden a leer desde muy pequeños y disfrutan mucho de la lectura.

5- Imperfección

10 Cosas que hacen los niños en las que fijarse para saber si van a ser unos genios de mayores

No son perfectos por lo que se equivocarán, no se portarán de forma correcta y cometerán errores. Esto es normal ya que aún son niños. Además puedes ser un prodigio matemático pero que odie la música o que sea un fuera de serie en el deporte pero que le cueste la lectura.

6- Lograr los hitos del desarrollo muy pronto

10 Cosas que hacen los niños en las que fijarse para saber si van a ser unos genios de mayores

Este signo aparece desde muy pequeño y lo notamos cuando nuestro hijo consigue ciertos hitos del desarrollo mucho antes de lo previsto. Suelen comenzar a hablar y a tener una conversación antes de lo esperado, desarrollar un amplio vocabulario y hablar con oraciones complejas a una edad temprana.

7- Tener curiosidad sobre el mundo

10 Cosas que hacen los niños en las que fijarse para saber si van a ser unos genios de mayores

Suelen estar interesados en conocer el mundo que los rodea y quieren descubrir las minucias de cómo funcionan las cosas. Desde saber qué come cada mamífero hasta querer descubrir cómo funciona la tostadora.

8- Preferir la compañía adulta

10 Cosas que hacen los niños en las que fijarse para saber si van a ser unos genios de mayores

En ocasiones, los niños superdotados pueden tener dificultades a la hora de relacionarse con sus compañeros ya que tienen diferentes tipos de intereses y habilidades. Suelen aburrirse en clase ya que les resulta demasiado fácil y buscarán una conversación más estimulante con alguien mayor.

9- Habilidades de liderazgo

10 Cosas que hacen los niños en las que fijarse para saber si van a ser unos genios de mayores

Gracias a su madurez y sus habilidades organizativas, muchos niños superdotados se convierten en líderes de la industria. Suelen encontrar la solución más efectiva a los problemas, autorregulan su desempeño y pueden liderar todo lo que se propongan.

10- Originalidad

10 Cosas que hacen los niños en las que fijarse para saber si van a ser unos genios de mayores

Una característica común de los superdotados es la capacidad de comprender el trabajo de los demás y de ofrecer sus propios pensamientos originales y creativos. Siempre buscan nuevas formas de abordar problemas y mirar el mundo.

Recuerda que las pruebas no son del todo fiables y simplemente son una parte del procedimiento de evaluación ya que se observan también que el niño tenga todos estos rasgos. Si te resulta familiar esta actitud en un niño, alégrate. Podría terminar siendo un genio.

¿Sabías que los niños prodigio tenían todas estas características? ¿Has tenido algún caso cerca?

¡Compártelo con todos tus amigos y familiares para que sepan si están educando a un genio!

Fuente: RdImagen de portada: Billion Photos / shutterstock