10 Aterradores datos sobre las orcas con los que no volverás a acercarte jamás a una

¿Quién no soltó una lagrimita al ver a Willy saltando sobre el rompeolas para conseguir su libertad? Todo aquel que haya vivido las aventuras de esta conocidísima orca durante la infancia guardará un entrañable recuerdo y tendrá en la cabeza la idea de que estas criaturas son la mar de simpáticas y amigables. ¿Verdad?

Pues siento decirte que el buen rollito que transmitía Willy era puro teatro. En lugar de ser el amigo que siempre querrías encontrarte en la playa durante tus vacaciones de verano, las orcas como Willy son unas despiadadas máquinas de matar capaces de acabar con todo lo que se les ponga por delante. Te dejamos con más de 10 datos curiosos sobre las orcas.

Las orcas no son tan entrañables como pensamos

10 Aterradores datos sobre las orcas con los que no volverás a acercarte jamás a una

La orca (Orcinus orca) es sin duda uno de los seres más increíbles que existen en el mundo. Como buen cetáceo, es uno de los animales más inteligentes que se pueden encontrar bajo el mar, y también fuera de él.

A pesar de la mala fama que gozan los tiburones, ¡sorpresa! Son las orcas los verdaderos reyes de los mares. Gracias a su extremada inteligencia y potencia física, estos animales son capaces de alimentarse de cualquier cosa que se mueva, desde focas o delfines hasta ballenas y pájaros.

Algunos testimonios hablan de orcas que han llegado a embestir contra témpanos de hielo para capturar a los pingüinos que había sobre ellos. El terror que provocan en algunas presas es tal que estas se abandonan por completo y apenas hacen esfuerzos por escapar. Empieza a dar mal rollo, ¿verdad?

El apodo de asesinas no es gratuito

10 Aterradores datos sobre las orcas con los que no volverás a acercarte jamás a una

Vayamos por partes. Para empezar, el calificativo habitual de “ballena asesina” con el que comúnmente son referidas las orcas es el equivocado por diversas razones.

En primer lugar, las orcas no son ballenas. En realidad, la especie es el miembro más grande de la familia de los delfines, por lo que está más cerca de estos cetáceos que de las enormes ballenas a pesar de su gran tamaño.

Y en segundo lugar, no son más asesinas que cualquier otro depredador del mar. Simplemente se encuentran en lo alto de la cadena alimenticia. No existe un carnívoro depredador y marino que le rebase en tamaño, por lo que el mérito de superdepredadora de los mares es suyo por méritos propios.

Entonces, ¿son asesinas o no?

10 Aterradores datos sobre las orcas con los que no volverás a acercarte jamás a una

Ahora bien, aunque es cierto que no son “asesinas”, sí que tienen una mala leche que alucinas. Estos animales pueden nadar a 56 km/h, sus dientes alcanzan los 8 cm de largo y poseen un sistema de ecolocación que les permite encontrar a sus presas en completa oscuridad.

Sin embargo, lo que verdaderamente las hace únicas es su capacidad para planear, improvisar y trabajar en manada a la hora de cazar.

10 Aterradores datos sobre las orcas con los que no volverás a acercarte jamás a una

Cuando cazan, las orcas se muestran implacables. Disponen de un poderío físico portentoso y se considera que no tienen predadores, excepto el ser humano. Algunas de estas orcas, se alimentan de peces y cetáceos superiores en tamaño a ellas. Incluso practican el canibalismo. Estamos hablando de superdepredadores que se hallan en la cumbre de la pirámide trófica.

Por lo general, las orcas viven en familias o manadas de 5 a 7 miembros. En estado salvaje pueden llegar a vivir más de 60 años. Poseen un metabolismo de sangre caliente que emplea mucha energía por lo que un adulto necesita comer 230 kg diarios de carne.

10 Aterradores datos sobre las orcas con los que no volverás a acercarte jamás a una

Para satisfacer este apetito, algunas subespecies han tenido que ingeniárselas de formas muy variopintas:

Entre las técnicas desarrolladas por estas feroces criaturas podemos encontrar la de cazar bancos de peces a los que rodean y confunden con oleadas de burbujas, atrapar tiburones volteándolos de espaldas para dejarlos con una especie de estupefacción conocida como inmovilidad tónica

Y todavía hay más, también voltean las placas de hielo donde se refugian las focas y las morsas, ahogan a las crías de ballena impidiendo que suban a la superficie, se lanzan a la orilla hasta casi quedar varadas e incluso utilizando peces de pequeño tamaño como cebo para capturar criaturas mayores. Vaya, que tienen más trucos que MacGyver a la hora de cazar.

Lo más curioso de todo es que estos comportamientos no son puramente instintivos. Las orcas asesinas enseñan a sus crías a cómo cazar atrapando y liberando varias veces una presa antes de zampársela.

En 2005, un grupo de científicos observó a una orca asesina regurgitar pescado en la superficie del agua para atraer gaviotas. Al finalizar, otras 4 orcas habían aprendido esta técnica.

A pesar de todo, y aunque es normal que empieces a sentir un poco de miedo, apenas existen ataques con víctimas humanas entre las orcas salvajes. No obstante, entre las orcas cautivas sí que se ha demostrado que suelen darse ataques mortales contra sus entrenadores a causa del estrés y la tristeza.

10 Aterradores datos sobre las orcas con los que no volverás a acercarte jamás a una

Las orcas, los delfines, y las ballenas son criaturas realmente enigmáticas, dada la complejidad de sus comportamientos sociales, su psicología, y el remoto origen de su inteligencia. Curiosamente las orcas están mucho más emparentadas con las cabras que con nosotros. Pero esa es otra historia…

En próximas entregas te mostraremos por qué Lassie no era el perro fiel que aparentaba ser.

¡Comparte la verdadera cara de Willy con todos tus amigos!