10 Aterradoras Historias que han experimentado personas al quedarse solas con sus Furbies

Aunque ahora han vuelto a ponerse de moda, los Furbies vivieron su época de máximo esplendor hace unos quince años, cuando la tecnología no estaba tan avanzaba y el hecho de que hablaran nos parecía fascinante.

Sin embargo, algunos de estos Furbies no salieron muy normales y provocaron algo de terror entre los más pequeños.

Las historias sobre Furbies más horripilantes

1- Esperando eternamente

10 Aterradoras Historias que han experimentado personas al quedarse solas con sus Furbies

«Tuve un Furby del que me enamoré durante meses. Un día lo apagué y lo guardé en el armario. No quería regalarlo, ni tirarlo. Estuvo ahí guardado durante unos cuatro años. Un día, abrí mi armario y sus ojos estaban abiertos. Pestañeó y decidió deshacerme de él».

2- Ruidos nocturnos

10 Aterradoras Historias que han experimentado personas al quedarse solas con sus Furbies
Flickr

«Tuve dos Furbies, estaban enterrados bajo todos los juguetes en una caja. Años después de comprarlos, en mitad de la noche, escuché un ruido y una voz hablando. Grité y corrí a la habitación de mis padres para despertarles. Finalmente mi padre consiguió encontrar el Furby y lo aplastó con un martillo en el garaje». 

3- ¿En qué hablas?

10 Aterradoras Historias que han experimentado personas al quedarse solas con sus Furbies
pxhere

«Me compré un Furby y cuando lo pusimos en funcionamiento hablaba en un idioma extraño, parecía demoníaco. Parecía inglés del revés. Empezó a funcionar sin pilas en mitad de la noche. Horrible».

4- Dame de comer

«Mi hermano tenía un Furby y una noche lo dejó en su cocina. En mitad de la noche fui a por agua y no encendí la luz para no abrasarme los ojos. Cuando cogí el vaso y me iba pude escuchar una risa detrás mía. Me pedía comida. Me fui corriendo y no volví hasta el día siguiente».

5- Sigo aquí

«Tuve uno cuando era niño. Me cansé después de un par de semanas con él así que lo puse en la parte superior del armario. Meses después, estaba en la cama jugando al Super Mario cuando escuché el sonido más terrorífico de mi vida. Cuando me di cuenta de lo que estaba pasando, abrí el armario y le quité las pilas».

6- Siempre vivo

10 Aterradoras Historias que han experimentado personas al quedarse solas con sus Furbies
pxhere

«La casa de uno de mis amigos del colegio se incendió. Fuimos a ayudarle con algunas cajas y a tratar de encontrar algo que sirviera cuando descubrimos un Furby destrozado. Iba a tirarlo a la basura cuando empezó a hablar. Me asusté y lo tiré a la carretera. Un camión de helados pasó por encima del Furby y seguía hablando».

7- Lluvia de Furbies

«En el instituto me invitaron a casa de una amiga a dormir por un cumpleaños. La dueña de la casa tenía una estantería del salón repleta de Furbies de varios colores y tamaños. Me tocó dormir en el sofá que estaba al lado de la estantería. En mitad de la noche ésta se rompió y me empezaron a caer sobre la cabeza». 

8- Furby a medias

«Mi hermano tenía un Furby y se aburrió de jugar con él, así que decidió quitarle el pelo. Me desperté una mañana y vi el pelo del Furby en mi pecho reconstruido. Me asusté muchísimo».

9- Auxilio

«Al parecer, si tiras un Furby desde un lugar muy alto, hace un ruido muy estridente y no se calla hasta que lo reinicias. Se me cayó de la cama y empezó a hacer ruidos, como llantos extraños y no paraba».

10- Adiós Furby

«Mis padres no paraban de comprarme Furbies y yo les tenía miedo, aunque no quería reconocerlo para no herir sus sentimientos. Los ponía en el fondo de mis cajones y los dejaba ahí. Una noche uno empezó a hacer un ruido extraño y terrorífico que activó al resto. Fui a llamar a mi hermano mayor para que los machara con un bate de béisbol».

¿Has tenido una mala experiencia con un Furby? ¿Crees en todas estas historias?

¡Comparte estas extrañas historias de Furbies con todos tus amigos!

Fuente ranker