Una chica de 298 kilos y 25 años decide acabar con su antigua vida con un bypass gástrico

La salud es lo primero, por muy a gusto que nos sintamos con nuestro cuerpo o por mucho que nos guste comer, la delgadez no se trata sólo de estética.

La obesidad y los problemas de gordura pueden causar grandes daños a nuestra salud, por lo que hay que controlarse antes de llegar a los extremos a los que llegó esta chica que te mostramos a continuación.

El gran cambio de una chica de 298 Kg

Amber Rachdi pesaba con tan sólo 24 años 298 Kg, algo nada saludable. Es de Oregon, Estados Unidos, y era incapaz de permanecer de pie más de media hora debido a su elevado peso. La chica afirma haberse odiado a sí misma al mirarse al espejo y por ello decidió dar un cambio radical a su vida.

Una chica de 298 kilos y 25 años decide acabar con su antigua vida con un bypass gástrico

Para mejorar su aspecto y, especialmente, su salud, Amber se sometió a una operación de bypass gástrico que le permitiría reducir su estómago al tamaño de una pelota de tenis.

Antes de su operación, Amber comía unas cuatro o cinco comidas al día cocinada por sus padres, con los que vivía desde que dejó la universidad. Afirma que el motivo por el que come tanto es que le ayuda a calmar la ansiedad que siente durante el día y que no importan cuánto coma, siempre tiene hambre.

Una chica de 298 kilos y 25 años decide acabar con su antigua vida con un bypass gástrico

Sólo salía de su casa para ir a comprar con su novio, con el que mantiene una relación desde hace dos años. Cuando empezaron a salir no pesaba tanto, pero él dice que no le importa y que la quiere igualmente. 

Una chica de 298 kilos y 25 años decide acabar con su antigua vida con un bypass gástrico

Ante la imposibilidad de cambiar sus hábitos de comida, la chica decidió someterse a la operación de bypass gástrico cuando un médico le dijo que si seguía así, no superaría los 30 años de vida. 

Una chica de 298 kilos y 25 años decide acabar con su antigua vida con un bypass gástrico

No ha sido tan fácil como parece, ya que la chica también ha tenido que acudir a varios terapeutas que le han ayudado a aprender a comer y le han enseñado también a controlar al ansiedad. 

Un cambio impresionante que nos demuestra que la salud es lo primero y que hay que aprender a cuidarse.

¡Comparte el cambio físico de esta chica con todos tus amigos!

Fuente Facebook