Un estudio averigua sin querer lo que guardan las mujeres de las personas con las que mantienen relaciones

Piensa en todas las personas con las que has compartido cama alguna vez en tu vida. Ahora imagina que las mujeres guardan el ADN de todas y cada una de esas personas con las que han tenido relaciones alguna vez.  Parece una locura ¿verdad? Pues es lo que ocurre en la vida real.

Las mujeres guardan el ADN después de una relación 

Esta impactante noticia ha sido resultado, por accidente, de un estudio de la Universidad de Sesattle para el Centro de Investigación del Cáncer Hutchinson Cancer. La investigación inicial planteaba mirar si las mujeres embarazadas eran más propensas a padecer enfermedades neurológicas comunes que en hombres.

Un estudio averigua sin querer lo que guardan las mujeres de las personas con las que mantienen relaciones

Cuando los investigadores comenzaron a analizar el cerebro femenino, el estudio dio un vuelco. Se dieron cuenta de que las mujeres cosechan ADN, esto sucede porque tienen lo que se denomina como «microquimerismo masculino». Esto significa que encontraron presencia de ADN de otras personas.

Según este estudio, el 63% de las mujeres que fueron analizadas padecía esto y el  microquimerismo masculino estaba presente en distintas y numerosas regiones del cerebro. Al principio, se pensó que este ADN podría provenir de los antepasados, o quizá de algún embarazo previo, pero pronto se dieron cuenta de que esas hipótesis no eran ciertas.

Un estudio averigua sin querer lo que guardan las mujeres de las personas con las que mantienen relaciones

Quizá no recuerdes el nombre de tus amantes, pero tu cerebro sí

Después de numerosas investigaciones, se dieron cuenta que las causas de esto provenían de embarazos, abortos espontáneos, gemelo masculino desaparecido, de un hermano mayor transferido por la circulación sanguínea materna o en el intercambio. Es decir, el tener relaciones también provocaba la recolección de ADN.

Sin embargo, probaron que las mujeres que habían sido sometidas a un aborto inducido previamente, tenían más posibilidades de tener microquimerismo masculino. Por otra parte, las conclusiones finales del estudio fueron más que impactantes. Se comprobó que cada hombre del que absorbes esperma se convierte en una parte viva de ti.

Este ADN no se va con el paso de los años, algunas de las mujeres investigadas tenían ADN de hombres con los que estuvieron hace décadas. La explicación es que cuando el esperma entra en el cuerpo femenino, nada a través del cuerpo, hasta que se choca con una pared y termina por adherirse a ella.

Un estudio averigua sin querer lo que guardan las mujeres de las personas con las que mantienen relaciones

El ADN de los hombres permanece en el cerebro por años

Si en cambio el esperma entra en tu boca, sube hasta tus conductos nasales, el oído interno y detrás de los ojos. Luego penetra dentro hasta entrar en el torrente sanguíneo, donde termina por acumularse en el cerebro y la columna vertebral.

Aunque los resultados de este estudio parecen sacados de una película de terror o de ciencia ficción, son reales. Quizá después de esto entendemos que las relaciones y con quién las tienes son más importantes de lo que creíamos. Nuestra memoria puede olvidar a nuestros amantes, pero el cerebro parece que no.

¿Cómo te has quedado con este descubrimiento tan loco?

¡Compártelo con tus amigos y familiares para que sepan los impactantes resultados de este estudio!

Fuente woked / journals.plos