¿Tiras las pieles de las cebollas después de pelarlas? ¡Tienes que leer esto!

Seguramente coincidirás conmigo y con la gran mayoría de personas en el hecho de tirar la piel de la cebolla una vez que la pelas, pero lo que muy pocas personas saben es que tirarlas a la basura es un grave error. Las pieles de las cebollas se pueden reutilizar para múltiples cosas que te vamos a mostrar a continuación.

1- Tinte para los huevos de pascua

¿Tiras las pieles de las cebollas después de pelarlas? ¡Tienes que leer esto!
flickr/Somewhere in…

Aunque aún quede bastante para pascua, ya podemos comenzar a guardar la piel de todas las cebollas que vayamos pelando a partir de ahora. El tinte de la piel de la cebolla teñirá tus huevos de pascua con unos colores preciosos en tonos marrones y violetas. Solo necesitas hervir los huevos junto con las pieles, aunque también puedes envolver directamente los huevos en las pieles y ponerlos a hervir.

2- Darle sabor a la sopa

¿Tiras las pieles de las cebollas después de pelarlas? ¡Tienes que leer esto!
flickr/Green Mountain Girls Farm

Las pieles de la cebolla no solo aportan un estupendo sabor a la sopa, sino que además le aportan un color marrón muy bonito.

3- Protección para las plantas

¿Tiras las pieles de las cebollas después de pelarlas? ¡Tienes que leer esto!
flickr/Al Nsam

También puedes utilizar estas pieles como forma de protección para tus plantas contra hongos e insectos. Mezcla 10 cm de piel de cebolla con cuatro tazas de agua y deja que repose durante una semana en un recipiente hermético. Antes de utilizarlo, asegúrate de diluirlo en agua.

4- Prevenir calambres en los gemelos

¿Tiras las pieles de las cebollas después de pelarlas? ¡Tienes que leer esto!
flickr/Randy Lemoine

El caldo de piel de cebolla es ideal para tratar los problemas de calambres en los gemelos. Hierve las pieles en agua durante unos 15 minutos a temperatura baja. Cuela el agua con un colador y bébete una taza de ese agua cada noche antes de irte a dormir. Verás como poco a poco te olvidarás de esos calambres.

5- Color de pelo

¿Tiras las pieles de las cebollas después de pelarlas? ¡Tienes que leer esto!
flickr/Alyssa & Colin

Si quieres cambiar de look y aportarle un tono más cobrizo a tu cabello, puedes hacerlo hirviendo estas pieles en agua. Déjalas cocer durante 5 minutos con la tapa puesta y, una vez que se haya enfriado, cuela los restos de la piel.

Cuando te laves el pelo, enjuágate con el mismo agua con el que has hervido las pieles. Déjalo actuar durante unos minutos y vuelve enjuagarte el cabello una última vez. Si quieres un color más fuerte puedes volver a repetir el proceso.

6- Hornear el pan

¿Tiras las pieles de las cebollas después de pelarlas? ¡Tienes que leer esto!
flickr/Nikchick

Las pieles de cebolla añaden un delicioso aroma al pan recién horneado. Dependiendo de la intensidad de sabor que desees, reemplazar entre el 1 el 5% de la harina por las pieles de la cebolla.

¡Comparte estos sencillos trucos con todos tus amigos!

Fuente: Hefty

¡No te pierdas nada nuevo!

Te enviaremos lo mejor de cada semana para que sigas disfrutando
Únete con Facebook
Google +
O puedes usar tu correo:
Correo electrónico

¿Y tú qué opinas?