Una madre entra en coma durante 7 días por culpa de un tampón olvidando a su hijo

Deborah Usher comenzó a experimentar unos síntomas de gripe repentinos… O al menos, eso creía ella. Su estado fue empeorando durante los siguientes días hasta el punto en que no podía caminar o hablar de manera normal.

Las cosas se pusieron tan mal que finalmente esta joven, madre de un hijo, tuvo que ser trasladada de urgencia al hospital. Los médicos la pusieron en un coma inducido y prepararon a su familia para lo peor.

Una semana más tarde, Deborah despertó del coma, pero sin recordar absolutamente nada de lo que había sucedido. En su lugar, se despertó con una enfermedad rara y potencialmente mortal que le cambió su vida por completo y que, lo peor de todo, le provocó graves pérdidas de memoria. ¡Habían desaparecido casi todos los recuerdos de su pequeño hijo!

Después de cinco años, Deborah ha ido recuperando su memoria de manera gradual. Ahora, después de todo lo que ha sufrido y de haber descubierto el detonante de su enfermedad, tiene claro que su historia debe servir como advertencia para las mujeres de todo el mundo.

{keyword}
Caters News Agency

Ésta es Deborah Usher en 2011, tenía 27 años de edad. Era una sana y feliz madre primeriza, y trabajaba como directora de un hotel de Porthmadog, Gales.

{keyword}
Caters News Agency

Pero en agosto de ese mismo año, Deborah enfermó por lo que a priori parecía una simple gripe. Sin embargo, a los pocos días, los síntomas empeoraron y fue llevada de inmediato a cuidados intensivos.

Deborah estaba aterrada, notaba como de repente era incapaz de hablar correctamente o caminar.

{keyword}
Pixabay

Los médicos se dieron cuenta de que Deborah había desarrollado el síndrome de shock tóxico provocado por el uso de tampones de gran absorción durante su menstruación.

El síndrome de shock tóxico (SST) es una enfermedad rara pero grave causada cuando la bacteria «Staphylococcus aureus» se introduce en el torrente sanguíneo.

Esta enfermedad está más vinculada con el uso de tampones súper-absorbentes, aunque realmente cualquier persona puede contraerla.

{keyword}
Caters News Agency

Los médicos decidieron inducirle un coma, pero al tratar de despertarla no obtuvieron respuesta. Lo intentaron en dos ocasiones, pero el resultado fue el mismo.

Su familia se preparaba para lo peor…

{keyword}
Caters News Agency

Una semana más tarde, Deborah por fin despertó del coma… pero ya no era la misma.

No era capaz de alimentarse por sí misma, cambiarse de ropa, o actuar correctamente. También experimentó cambios físicos por ejemplo en su pelo, el cual comenzó a caerse.

Tardó dos meses en volver a aprender a caminar. Lo peor de todo era la pérdida de memoria severa que había sufrido, pues olvidaba algunos acontecimientos sólo unas semanas después de que sucedieran.

El momento más triste para la familia fue cuando la pobre Deborah se olvidó de que era Navidad, la fiesta más especial y querida de su hijo. Incluso después de cuatro años, Deborah ha tenido problemas para recuperar algunos de sus recuerdos de estas fechas, como el momento de abrir los regalos o las cenas en familia. Ni siquiera las fotografías eran capaces de devolverle todos esos recuerdos.

{keyword}
Caters News Agency

«El síndrome de shock tóxico se ha apoderado completamente de mi vida,» dijo Deborah. «Es como tener una resaca permanente todos los días y espacios en blanco de memoria».

{keyword}
Caters News Agency

Finalmente la memoria de Deborah está mejorando. Por primera vez en mucho tiempo, ha conseguido acordarse del cumpleaños de su hijo. ¡El siguiente momento especial a recordar son las navidades!

«Estaba decidida a recuperarme por Joshua, él es mi vida y necesita tener a su mami con él.»

A partir de lo ocurrido. Deborah se ha comprometido a no usar tampones nunca más.

¿Cómo se puede reducir el riesgo de padecer esta enfermedad?

De acuerdo con el Centro de Salud de McKinley en Illinois, se puede reducir el riesgo a contraer TSS simplemente cambiando de tampón para evitar que se desgaste demasiado o utilizando un tampón de absorbencia mínima para controlar el flujo.

Para ello, es aconsejable que revises la información de la capacidad de absorción de tu marca de tampones. Por último, si alguna vez has sido diagnosticado con TSS, no deberías volver a usar este tipo de producto. Consulta siempre a un especialista en la materia para salir de dudas. ¡Mejor prevenir que curar!

Por favor, comparte esta desgarradora historia con tus amigos.

Fuente: LittlethingsImagen principal: Caters News Agency

Últimos artículos