‘How It’s Made’: El vídeo que quita las ganas de seguir comiendo nuestro plato favorito

Los perritos calientes son una de las consideradas ‘comidas rápidas’ más deliciosas que existen. Puedes comerla en todo tipo de situaciones y puedes acompañarlos con lo que quieras.

'How It's Made': El vídeo que quita las ganas de seguir comiendo nuestro plato favorito
Captura de pantalla a través de YouTube

Desgraciadamente, se ha hecho un descubrimiento que asegura que los perritos calientes son de hecho peligrosos.

Esto se debe a que contienen gran cantidad de grasas (no de las buenas precisamente), también cuentan con altos niveles de colesterol y sal, además contienen gran cantidad de conservantes para mantenerlos frescos.

'How It's Made': El vídeo que quita las ganas de seguir comiendo nuestro plato favorito
Captura de pantalla a través de YouTube

Lo peor está por llegar, afectan a nuestros hijos más de lo que pensamos. El consumo de perritos calientes por su parte les está matando lentamente.

Esto es consecuencia de los aditivos que contienen que impiden el botulismo para alargar la vida del producto y le otorga ese color rosado. Estos aditivos son nocivos e incluso mortales ya que aumentan el riesgo de cáncer de cerebro en niños nueve veces sobre lo normal si se consumen más de 12 al mes.

'How It's Made': El vídeo que quita las ganas de seguir comiendo nuestro plato favorito
Captura de pantalla a través de YouTube

Son alimentos muy consumidos en barbacoas, partidos de fútbol, reuniones… por lo a partir de ahora tienes que intentar reducir su consumo.

Sólo hay que pensar cómo se hacen estos perritos para darse cuenta de que no son precisamente sanos. Se utilizan restos y recortes de carnes sobrantes que son molidas en grandes máquinas antes de mezclarla con pollos procesados y grandes sacos de almidón, sal, aromas…

'How It's Made': El vídeo que quita las ganas de seguir comiendo nuestro plato favorito
Captura de pantalla a través de YouTube

A esta mezcla se le añade agua y jarabe de maíz y se muele para formar lo que conocemos como perritos calientes.

Cuando vayas a comprar este tipo de carne antes mira la etiqueta, si contienen nitratos debes evitarlos. Lo más fácil es reducir el consumo y seleccionar bien las carnes antes de comerlas.

'How It's Made': El vídeo que quita las ganas de seguir comiendo nuestro plato favorito
Captura de pantalla a través de YouTube

Si quieres seguir consumiéndolos, ya es responsabilidad tuya; pero desde aquí te aconsejamos el no hacerlo para mantenerte sano durante más tiempo.

A continuación te dejamos un vídeo sobre el proceso de cómo se hacen los perritos calientes.

¡Comparte este importante mensaje con todos tus amigos!

Fuente Health Eternally