Los científicos descubren las razones por las que algunas personas son zurdas

Un estudio publicado el año pasado descubrió que la predominancia de una mano sobre la otra no tiene nada que ver con el cerebro. En realidad, podría ser una característica  determinada por la actividad de los genes en la médula espinal mientras estamos en el útero.

Las personas zurdas no han recibido un buen trato a lo largo de la historia. Desde la antigüedad han sido perseguidas y condenadas por una posible relación con el Diablo o la brujería. De hecho, la palabra «siniestro» viene del latín «sinister», que significa izquierda. Así como a la derecha se le asigna «diestra», a la izquierda «siniestra».

Al tomarse la diestra como lo correcto y lo justo, a la siniestra se le asignó lo negativo e incorrecto.

Desde hace algunas décadas han surgido numerosas teorías intentando explicar por qué algunas personas son zurdas, incluida la vieja y absurda idea de que tiene algo que ver con el estrés que pueda sufrir una madre durante el embarazo.

shutterstock 311949818 1
Triff / Shutterstock

Las investigaciones realizadas desde la década de 1980 han encontrado que la preferencia por una mano u otra probablemente se determine antes de que nazcamos. A partir de la decimotercera semana de gestación, los bebés ya tienden a chupar un pulgar de manera predilecta, ya sea el derecho o el izquierdo.

Anteriormente se pensó que las diferencias genéticas entre los hemisferios izquierdo y derecho del cerebro determinaba si alguien sería zurdo o diestro. Pero un estudio publicado el año pasado en la revista eLife encontró que la respuesta podría estar en la médula espinal.

La investigación, realizada por Sebastian Ocklenburg, Judith Schmitz y Onur Gunturkun de la Universidad Ruhr de Bochum, junto con otros colegas de Holanda y Sudáfrica, descubrió que la actividad de los genes en la médula espinal era asimétrica mientras estamos en el útero, lo que podría explicar por qué una persona termina siendo diestra o zurda.

shutterstock 387427519 1
Dmitri Ma / Shutterstock

Los movimientos de los brazos y las manos comienzan en el cerebro, en un área llamada corteza motora, la cual envía una señal a la médula espinal que posteriormente se traduce en movimiento. Los investigadores encontraron que, mientras el feto está creciendo en el útero, hasta aproximadamente las 15 semanas, la corteza motora y la médula espinal aún no están conectadas pero ya se ha determinado la predilección de una mano u otra.

Para estudiar esto, los investigadores analizaron la expresión génica en la médula espinal desde la octava hasta la duodécimo semana de embarazo. Con ello encontraron diferencias significativas en los segmentos izquierdo y derecho de la médula espinal destinados a controlar el movimiento de los brazos y las piernas.

shutterstock 633509993
adike / Shutterstock

Tras el estudio, los expertos llegaron a la conclusión de que la naturaleza asimétrica de la médula espinal podría deberse a la epigenética, es decir, la forma en que los organismos se ven afectados por los cambios en la expresión de sus genes en lugar de en los genes mismos. Estos cambios a menudo son causados ​​por influencias ambientales y pueden afectar la forma en que un bebé crece.

Estas diferencias en la expresión génica podrían afectar las partes derecha e izquierda de la médula espinal de manera diferente, lo que daría lugar a personas zurdas y diestras.

Entonces, ¿por qué los zurdos son tan poco comunes?

shutterstock 1074394412
hanohiki / Shutterstock

Los científicos han intentado durante mucho tiempo responder a esta pregunta. En 2012, los investigadores de la Universidad Northwestern desarrollaron un modelo matemático para mostrar que el porcentaje de personas zurdas era el resultado de la evolución humana, específicamente, un equilibrio de cooperación y competencia.

En otras palabras, pensaron que, aunque la razón por la que una persona se convierte en zurda o diestra puede ser genética, podría haber un factor social que explicase por qué la proporción de diestros es tan alta.

«Mientras más social sea el animal, donde la cooperación es altamente valorada, más se inclinará la población general hacia un lado u otro», contaba Daniel Abrams, profesor asistente de la Escuela de Ingeniería y Ciencias Aplicadas de McCormick, quien ayudó a desarrollar el modelo.

shutterstock 451964719
itakdalee / Shutterstock

«El factor más importante para una sociedad eficiente es un alto grado de cooperación», agregó. «En humanos, esto ha resultado en que haya una mayoría diestra».

En otras palabras, es posible que, por alguna razón, hayamos evolucionado para favorecer a los diestros, por lo que muchas personas zurdas han podido ser condicionadas a usar la mano derecha a pesar de su predisposición genética.

Si hay algo de lo que podemos estar seguros es de que las diferencias neurológicas entre las personas diestras y zurdas son pequeñas, y las supuestas distinciones conductuales o psicológicas han sido desacreditadas casi en su totalidad.

¡Comparte el posible origen de los zurdos con todos tus amigos!

Últimos artículos