La persona más longeva del mundo comparte su método diario para vivir tanto tiempo

Emma Morano, que cumplió 117 años en noviembre de 2016, era la única persona nacida en la década de 1800 que aún seguía viva. Falleció en abril de 2017, pero tuvo una vejez muy tranquila y apacible en su casa del norte de Italia. Por suerte, reveló la clave de su longevidad poco antes de fallecer.

Seguramente te preguntarás cuál era su secreto, pues bien, es mucho más sencillo de lo que crees. A Emma le encantaba comer huevos cada día. Probablemente se habría comido más de 100.000 huevos a lo largo de toda su vida.

La persona más longeva del mundo comparte su método diario para vivir tanto tiempo
Wochit Entertainment

La historia de Emma

Emma Morano nació el 29 de noviembre de 1899 en la región italiana de Piamonte. Durante toda su vida tuvo que pasar por todo tipo de situaciones: violencia de género, la muerte de su bebé, cuidar de sus ocho hermanos menores…

Después de perder al amor de su vida en la Primera Guerra Mundial, cuando tenía 26 años otro hombre amenazó con matarla si no se casaba con él. Finalmente tomó la decisión de dejarlo en 1938, un año después de perder a su hijo.

Más allá de la genética, Emma aseguró que el secreto de su longevidad era comer huevos diariamente. Cuando tenía unos 27 años, le diagnosticaron anemia, y su médico le recomendó comer tres huevos al día. A partir de entonces su salud nunca volvió a flaquear.

La persona más longeva del mundo comparte su método diario para vivir tanto tiempo
Pexels 

Muchas personas aún creen que los huevos contienen demasiado colesterol, sin embargo son uno de los alimentos más nutritivos del planeta. Un solo huevo contiene:

  • Vitamina A
  • Folato
  • Vitamina B5
  • Vitamina B12
  • Vitamina B2
  • Fósforo
  • Selenio

También contienen cantidades razonables de:

  • Vitamina D
  • Vitamina E
  • Vitamina K
  • Vitamina B6
  • Calcio
  • Zinc

Además de todos estos nutrientes, un huevo contiene dos antioxidantes críticos que tienen un impacto fundamental en la salud de nuestros ojos: la luteína y la zeaxantina. Se encuentran en grandes cantidades en la yema de los huevos y reducen el riesgo de padecer cataratas y degeneración macular.

Se ha demostrado que comer una yema y media de huevo al día durante 5 semanas aumenta los niveles de luteína en la sangre en casi un 50% y de zeaxantina en un 140%.

La persona más longeva del mundo comparte su método diario para vivir tanto tiempo
pamuk / Shutterstock

Por último, un estudio realizado por investigadores de la Universidad de Carolina del Norte descubrió que comer huevos puede incluso reducir el riesgo de sufrir cáncer de mama en un 24% gracias a la colina, un nutriente que contiene.

¿Conocías lo beneficiosos que podían llegar a ser los huevos? ¡Cuéntanoslo en los comentarios!

¡Comparte este interesante artículo con todos tus amigos!

Fuente: The Hearty Soul