La culpa de que engordemos la podría tener nuestra pareja

¿Has pensado alguna vez que desde que estás con tu pareja has engordado? Pues no estás loco, es totalmente cierto. Varios estudios han demostrado que cuando tenemos una relación estable y feliz estamos expuestos a un riesgo más alto de ganar kilos.

Las parejas felices tienden a engordar

La culpa de que engordemos la podría tener nuestra pareja

Estudio de la Universidad Metodista del Sur (Dallas)

Hay un estudio reciente, llevado a cabo por la Universidad Metodista del Sur de Dallas, que ha demostrado que las parejas que se aman terminan engordando. Pero, ¿sabes cuáles son los motivos para ello?

La principal razón es que cuando una pareja mantiene una relación estable, sienten una seguridad mucho más allá de lo físico, lo que hace que descuiden un poco este aspecto de sus vidas y se enfoquen en otros aspectos, explica la doctora Meltzer, encargada del estudio.

La culpa de que engordemos la podría tener nuestra pareja

La investigación se llevó a cabo en 169 parejas casadas durante 4 años, a las cuales se les realizó un análisis de peso y comportamiento. Muchas de las respuestas aseguraban que querían tanto a su pareja que no les importaba cómo se vieran, ya que su amor iba más allá del físico, siendo este el principal motivo del sobrepeso.

¿La solución? Según la doctora, la clave de todo esto es evitar caer en los malos hábitos e incluir hábitos saludables en la relación, actividades que sean recreativas pero que también incluyan actividad física, como caminar o montar en bici.

Estudio de la Universidad de Queensland (Australia)

La culpa de que engordemos la podría tener nuestra pareja

Los investigadores de la Universidad de Queensland en Australia trabajaron con 6.459 mujeres durante 10 años, y descubrieron que las que tenían edades comprendidas entre los 20 y los 30, sin hijos, que se habían cansado o tenían una relación seria pesaban más que las solteras. Las primeras ganaron de media 5 kilos, un 30% menos que las segundas. Algunas, incluso llegaron a coger alrededor de 4 kilos al año.

De hecho, según el estudio, hay tres etapas en las que las parejas comienzan a aumentar de peso: el periodo de relax que sigue a la sensación de enamoramiento intenso, tras las discusiones y después de un embarazo.

La culpa de que engordemos la podría tener nuestra pareja
Lucélia Ribeiro / CC BY-SA 2.0

Además, las parejas enamoradas tienden a comer más de la cuenta. La investigación demostró que cuando se come acompañado, se ingieren en promedio, un 35% de alimentos más de lo normal. Pero no solo ellas engordan…

Universidad de Nueva York

La culpa de que engordemos la podría tener nuestra pareja
Tony Alter / CC BY 2.0

Una tesis llevada a cabo por la Universidad de Nueva York descubrió que no había ningún tipo de diferencia entre los dos géneros respecto a este fenómeno. De hecho, los investigadores estaban de acuerdo en que las relaciones más satisfactorias y felices promueven el aumento de peso, al contrario de lo que ocurre con los problemas maritales y los divorcios, que suelen resultar en una pérdida de kilos.

Imagen de portada: Vasilyeva Larisa y StockLeb / ShutterstockFuente: Universidad de Queensland (Australia), Universidad Metodista del Sur (Dallas), Universidad de Nueva York