9 Trucos inesperados con huevos que seguramente nunca te habían contado

Los huevos son un alimento básico en la dieta diaria de muchas personas: son baratos, están deliciosos y contienen numerosas proteínas. Además hay muchas maneras de cocinar este alimento para los diferentes gustos, desde huevos simples a una tortilla.

Probablemente tendrás tu manera favorita de cocinar los huevos pero hay numerosos consejos y trucos que te pueden facilitar la experiencia en la cocina y mejorar aún más el sabor de tus platos.

Aquí te dejamos los mejores trucos para preparar los huevos:

Huevos al horno

9 Trucos inesperados con huevos que seguramente nunca te habían contado
Un bello desastre

Se pueden realizar de manera simple y quedan deliciosos. Todo lo que tienes que hacer es colocar los huevos como se indica la imagen en una bandeja para magdalenas, sin necesidad de agua. Cocínalos durante 30 minutos a 350 grados.

Después, enfríalos en un recipiente con agua helada para evitar que se sigan cocinando. ¡Es realmente simple!

Huevos en agujeros

9 Trucos inesperados con huevos que seguramente nunca te habían contado
Bothkitchens
9 Trucos inesperados con huevos que seguramente nunca te habían contado
Bothkitchens

Fríe los huevos en el interior de los aros de cebollas o de rodajas de pimientos o incluso en el interior de un trozo de pan.

La combinación de sabores llevará a tus huevos a un nivel completamente nuevo.

Separación de yemas de huevo

9 Trucos inesperados con huevos que seguramente nunca te habían contado
Universidad cuchara

Muchas recetas te piden que separes la clara de la yema para poder llevarlas a cabo y ahí una manera realmente sencilla de separar las dos cosas sin romper la yema. Todo lo que necesitas es una botella de agua vacía.

Rompe el huevo en un tazón, aprieta la botella de agua para quitarle el aire y colócalo sobre la yema del huevo antes de soltar la botella. La yema se queda en el interior de la botella completamente aspirada.

Huevos rellenos

9 Trucos inesperados con huevos que seguramente nunca te habían contado
King Arthur Flour
9 Trucos inesperados con huevos que seguramente nunca te habían contado
King Arthur Flour

Si has cocinado huevos rellenos sabrás lo molesto que es cuando la yema se queda a un lado del huevo, haciendo que el resultado final no sea tan bonito.

Para obtener las yemas perfectamente centradas solo tienes que girar los huevos y colocarlos tumbados unas 12 horas antes de cocinarlos. De esta forma las yemas se quedarán centradas cuando se cocinen.

Huevos duros

9 Trucos inesperados con huevos que seguramente nunca te habían contado
Rubíes y rábanos

Cuando un huevo se lleva a ebullición, la presión del aire se acumula en el extremo redondeado del huevo. Para aliviar dicha presión tan solo tienes que clavar una chincheta en el extremo redondeado. Una vez cocidos, todo lo que tienes que hacer con ellos es dar una buena sacudida y verás lo fácil que puedes pelarlos.

Saber si un huevo es fresco

9 Trucos inesperados con huevos que seguramente nunca te habían contado
Sturgis Diario

Una manera infalible de saber si un huevo es fresco o no es introducirlo en un vaso de agua. Sus cáscaras son permeables por lo que el aire puede pasar y acumularse en el interior del huevo.

Si flota en el vaso es que el aire se ha introducido y el huevo no debe comerse, mientras que si se hunde es todavía fresco.

Tortilla-Gofre

9 Trucos inesperados con huevos que seguramente nunca te habían contado
Savory Made Simple

Para hacer una tortilla fantástica tan solo tienes que verter la mezcla del huevo en la máquina para hacer gofres y obtendrás una tortilla en forma de gofre en minutos.

Tortilla-Cocida

9 Trucos inesperados con huevos que seguramente nunca te habían contado
El jengibre hecha en casa

Si quieres cocinar numerosas tortillas al mismo tiempo para tus invitados este es un buen truco. Simplemente mezcla todos los ingredientes en una bolsa de vapor y ciérrala. Coloca las bolsas en el interior de una olla con agua hirviendo y estarán listos a la vez en cuestión de minutos.

Huevos de Oro

Envuelve el huevo en un pañuelo y ata los extremos de forma que quede seguro. Gira al menos doce veces el pañuelo para que el interior del huevo se mezcle. Ahora tan solo tienes que cocerlo.

¡Comparte estos consejos con todos tus amigos!

Fuente Wimp
[chimpmate]

¿Y tú qué opinas?