Un hombre cae en un pozo de aguas ácidas y se desintegra

Enlace patrocinado

Un géiser es un tipo especial de fuente termal que emite periódicamente una columna de agua caliente y vapor al aire. La formación de géiseres requiere una hidrogeología favorable que existe solo en algunas partes del planeta, por lo que son un fenómeno bastante extraño. Existen cerca de 1.000 alrededor del planeta, de los cuales casi la mitad están ubicados en el Parque Nacional de Yellowstone, Estados Unidos.

{keyword}
Flickr
Enlace patrocinado

En el Parque Nacional de Yellowstone, se localiza una de las zonas de magma más grande del mundo. Debido a esta fuente de combustible caliente, el sistema de agua de todo el parque puede llegar a ser extraordinariamente caliente y ácido.

{keyword}
Wikimedia

Es un lugar precioso para visitar, pero si no sigues las indicaciones y te sales del recorrido puede llegar a ser muy peligroso. Y esto fue lo que le ocurrió a Colin Scott, un chico americano de 23 años. Estaba en el parque con su hermana cuando decidieron salirse del recorrido con la idea de bañarse en una de esas “piscinas calientes”, práctica totalmente prohibida por la dirección del parque. Cuando quiso acercarse a uno de los pozos para comprobar la temperatura del agua, se resbaló y cayó en la Cuenca del Géiser Norris.

Enlace patrocinado

Ella trató de rescatar a su hermano sin éxito, y además en el momento de la caída lo estaba grabando. Enseguida notificaron a las autoridades del parque, que enviaron a un equipo de búsqueda y rescate, pero no pudieron recuperar el cuerpo. Cuando volvieron al día siguiente para volver a intentarlo encontraron que las aguas ácidas habían desintegrado el cuerpo por completo.

{keyword}
Wikimedia

En el informe del incidente, Lorant Veress, jefe adjunto del guardabosques señaló que el agua estaba especialmente caliente y ácida ese día.

“Me parece algo tonto, si se me permite ser franco, salirse de los senderos designados sin saber lo que se está haciendo”, dijo Kenneth Smith, profesor de geología de la Universidad Wyoming y miembro del Observatorio del Volcán de Yellowstone.

Enlace patrocinado

Esta cuenca es una atracción muy popular en el que es el primer parque nacional del país, recibiendo a 4,1 millones de visitantes el pasado año.

Pero, por desgracia, Scott no es la primera persona que ha intentado bañarse en estas “piscinas” y ha acabado en un desagradable enlace. Se sabe que al menos 20 personas han muerto en esta aguas termales desde 1890, la última en el año 2000.

Niños pequeños que se escaparon de sus padres, adolescentes que salieron del camino y cayeron, pescadores que se metieron sin querer e incluso empleados del parque que querían darse un “baño caliente”.

¡Comparte esta información con tus familiares y amigos para evitar que vuelva a pasar!

Fuente: Thrillist
Imagen de portada: Pixabay

Enlace patrocinado