Harold Carr: El tío excéntrico que falleció dejando a sus sobrinos su preciado Garaje en testamento

Probablemente no sea el único que fantasea de vez en cuando con poder descubrir algo realmente valioso cada vez que va al mercado. Después de todo, más o menos cada dos semanas, siempre nos encontramos con alguna historia sobre una persona que tiene la gran suerte de descubrir algún tesoro escondido en su casa, o encontrarse con algo que después averiguas que tiene un gran valor.

Está claro que no puede pasarle a todo el mundo, pero de todos modos me gustaría aferrarme a la esperanza de que mi oportunidad llegará algún día…

Después de todo, las posibilidades de comprar algo en el mercadillo y terminar con un algo realmente increíble son bastante altas, y en ninguna parte es más evidente que en la historia de estos hermanos en Newcastle, de Reino Unido.

En 2009, su excéntrico y brillante tío falleció, dejando a los hermanos la escritura de un garaje viejo y polvoriento en su testamento.

Cuando abrieron el garaje, no podían creer lo que encontraron …

Harold Carr: El tío excéntrico que falleció dejando a sus sobrinos su preciado Garaje en testamento
Wikipedia

Cuando el Dr. Harold Carr falleció en Newcastle upon Tyne a los 89 años, dejó sus bienes en herencia a todos sus familiares, incluyendo un garaje polvoriento.

Tuvo una larga vida excéntrica y se volvió un poco solitario en sus últimos años. Su familia sabía que tenía coches, pero no podían imaginar qué tipo de vehículos había estado reuniendo en los últimos años.

Harold Carr: El tío excéntrico que falleció dejando a sus sobrinos su preciado Garaje en testamento
Wikimedia Commons

Cuando sus sobrinos limpiaron el garaje, se sorprendieron al descubrir que los rumores eran ciertos, y mucho más.

Su tío, que tenía un famoso secreto, de hecho fue dueño de un Bugatti, pero no fue un coche deportivo cualquiera. Se trataba de una verdadera joya de la historia del automóvil: un Bugatti Tipo 57S Atalante.

¿Su valor estimado? Alrededor de 6 millones u  8,5 millones.

Harold Carr: El tío excéntrico que falleció dejando a sus sobrinos su preciado Garaje en testamento
Wikimedia Commons

A pesar de que todos los Bugattis que hay están entre los coches más espléndidos que jamás se han hecho, esta marca y modelo jugaban en una liga a parte.

El vehículo era uno de los 43 coches de su clase que ha hecho el fabricante de automóviles italiano, y se completó el 5 de mayo 1937.

Y se sabe algo bastante grande acerca de los orígenes de este coche en específico, ya que fue comprado por un miembro de la aristocracia británica.

Harold Carr: El tío excéntrico que falleció dejando a sus sobrinos su preciado Garaje en testamento
Wikimedia Commons

El primer propietario del Atalante fue el Conde Francis Curzon, que era un miembro del Parlamento, y algo así como un entusiasta de las carreras.

Era dueño de una vasta colección de coches para disfrutar de su hobby, y corrió competitivamente a lo largo de los años 1930.

El Atalante parece haber sido preservado de los peligros de la pista de carreras; el coche fue descubierto con un kilometraje notablemente bajo para un vehículo de su edad.

Harold Carr: El tío excéntrico que falleció dejando a sus sobrinos su preciado Garaje en testamento
Wikimedia Commons

El coche fue vendido varias veces después de que saliese de las manos de Curzon, y finalmente comprado por Carr en 1955.

El médico tenía una mente mecánica brillante, y su sobrino recuerda con cariño quejarse sobre la maquinaria de sus automóviles queridos…

Harold Carr: El tío excéntrico que falleció dejando a sus sobrinos su preciado Garaje en testamento
Wikimedia Commons

El Bugatti desapareció en el garaje de Carr en 1960, cuando su licencia caducó.

Fue esencialmente escondido durante los siguientes 50 años, según Carr fue creciendo aún más en su excentricidad con la edad.

Cuando se descubrió en 2009, el Bugatti estaba en el garaje, junto a un clásico Aston Martin, y empapelado con décadas de notas de las personas más codiciosas para comprar el vehículo a Carr por sumas astronómicas de dinero.

Harold Carr: El tío excéntrico que falleció dejando a sus sobrinos su preciado Garaje en testamento
Wikimedia Commons

Al final,  el vehículo llegó a subastarse varios años más tarde, siguiendo los pasos de los millones de dólares que se habían gastado en automóviles similares, como el Bugatti 57 del Diseñador Ralph Lauren que veis en la imagen superior.

El coche clásico de 1937 de Carr consiguió alrededor de 4 millones de dólares, y el dinero fue dividido entre los miembros de su familia, ninguno de los cuales esperaba convertirse en millonarios cuando se disponían a limpiar el viejo garaje…

¿Qué te ha parecido esta fascinante historia? ¿No te gustaría tener algún tío así que te diese una buena sorpresa? Puedes dejarnos tu opinión en los comentarios

¡Comparte esta historia con todos tus amigos!

Fuente: littlethings