Un gato salvaje ataca a siete Pit Bulls dejando a uno mal herido

Por increíble que parezca esta historia, un gato en Victoria, Columbia, decidió enfrentarse a nada más y nada menos que siete perros de raza Pit bull. Y lo cierto es que el felino consiguió salir sin un solo rasguño.

Un gato salvaje ataca a siete Pit Bulls dejando a uno mal herido
Javiera Rodríguez

Los perros estaban con Javiera Rodriguez y con Kyla Grover, los fundadores de Pit bulls de Victoria, una grupo de propietarios de pit bulls que organizan caminatas semanales con los perros.

Un gato salvaje ataca a siete Pit Bulls dejando a uno mal herido
Javiera Rodríguez

Este es el Pit bull de Rodriguez de 3 años de edad.

Un gato salvaje ataca a siete Pit Bulls dejando a uno mal herido
Javiera Rodríguez

Y esta es Cai, la perra de Grover.

Los perros estaban con otras cinco personas con sus respectivos perros. La razón por la que comenzó este grupo de amigos perrunos fue para hacer frente a los estereotipos acerca de lo agresivos que pueden ser estos animales.

Un gato salvaje ataca a siete Pit Bulls dejando a uno mal herido
Kyla Grover

En su caminata semanal pasaron por un patio donde una mujer estaba cuidando las plantas tranquilamente cuando de repente un gato salvaje apareció entre los arbustos maullando y se fue directo hacia los perros, primero sobre la cara de Bandida.

Un gato salvaje ataca a siete Pit Bulls dejando a uno mal herido
Javiera Rodríguez

La señora empezó a gritarles que cogieran a sus perros pero rápidamente les respondieron que era ella la que debía de coger al gato.

A los minutos Bandida trató de defenderse apartando al gato con una pata mientras le arañaba la cara pero ninguno de los otros perros trató de atacar.

Grover fue corriendo a quitar el gato de encima del perro con el resultado de que se llevó varios arañazos y mordiscos.

Un gato salvaje ataca a siete Pit Bulls dejando a uno mal herido
Kyla Grover
Un gato salvaje ataca a siete Pit Bulls dejando a uno mal herido
Kyla Grover

Grover cogió al gato y se lo llevó a su dueña pero la cara de Bandida estaba cubierta de sangre y arañazos.

Un gato salvaje ataca a siete Pit Bulls dejando a uno mal herido
Kyla Grover

El gato no tenía ni un solo rasguño lo que demuestra cómo de falsa puede ser la creencia sobre que los Pit bull son perros agresivos.

Grover tuvo que vacunarse contra el tétanos y tomar antibióticos por culpa de las heridas. Al día siguiente los dueños del gato pagaron todos los gastos médicos y del veterinario.

Un gato salvaje ataca a siete Pit Bulls dejando a uno mal herido
Javiera Rodríguez

Dice que desde el ataque, Bandida está menos activa pero que necesita más atención cuando están en casa. Afirma que le parece ridículo que un gato atacara a siete perros, pero que esto demuestra que los perros no son tan agresivos como se cree y que hay que olvidar los prejuicios ya que es más importante la forma en la que se cría a los perros que su raza.

Un gato salvaje ataca a siete Pit Bulls dejando a uno mal herido
Javiera Rodríguez

Comparte esta curiosa historia con todos tus amigos.

Fuente BuzzFeedImagen de portada vía Javiera Rodríguez