Un gato perdido se convierte en el mejor amigo de un lince.

Como todos los miembros de la familia de los gatos, los linces son depredadores y no se lo pensarán dos veces a la hora de defender su territorio cuando se vean amenazados, y para ello te aseguro que emplearán todas sus armas: sus afiladas garras y sus poderosos colmillos.

El lince protagonista de nuestra historia vive en el zoológico de San Petersburgo, en Rusia. Y un día tuvo que enfrentarse a un intruso poco inusual: un gato que se había perdido había terminado en su recinto. El encuentro entre felinos de diferentes especies siempre promete, son situaciones un poco tensas, ya que normalmente el pequeño acaba mal parado; pero la situación dio un giro completamente inesperado.

En lugar de un enfrentamiento entre el lince y el gato, estos simpáticos felinos se acercaron el uno al otro con curiosidad y afecto. Al cabo de unos instantes, los supuestos animales solitarios se convirtieron en mejores amigos. Desde este momento, se han vuelto inseparables y siempre están cuidándose el uno al otro con gran devoción.

Cuando los veas en el vídeo que te traemos hoy, seguro que vas a pensar que lo que ambos necesitaban era a alguien con quien poder acurrucarse dada las bajas temperaturas de esta ciudad.

Y el personal del zoológico, no quería interponerse en esta afectuosa relación, por lo que decidieron permitir que el gato se quedara a vivir con el lince. Así que si ahora vas de visita al zoo, no te extrañes si te encuentras a un gato en el recinto de el lince.

¡No olvides compartirlo con tus amigos y familiares!


¡No te pierdas nada nuevo!

Te enviaremos lo mejor de cada semana para que sigas disfrutando
Únete con Facebook
Google +
O puedes usar tu correo:
Correo electrónico

¿Y tú qué opinas?