Un agente se viraliza al encontrarse unos Pit Bulls en medio de la calle

Patrick Hennessey, del condado de Orange, Florida, iba de camino al trabajo una mañana cuando le pareció ver a dos perros en medio de la calle.

Se acercó y vio que eran dos Pit Bulls, uno de ellos estaba herido y había sangre en el suelo procedente de la herida que tenía en su pata.

Las dos pobres criaturas estaban acurrucadas, tenían demasiado miedo y estaban demasiado asustados como para separarse. No tenían ningún lugar a dónde ir ni nadie que les ayudara. Solo se tenían el uno al otro.

Un agente se viraliza al encontrarse unos Pit Bulls en medio de la calle
Orange County Sheriff’s Office

Patrick no se lo pensó dos veces y llamó enseguida al Departamento del Sheriff del Condado de Orange.

Enviaron a dos oficiales, Reed y Boggs, que se quedaron con los cachorros hasta que el Servicio de Animales llegó a recogerlos.

Un agente se viraliza al encontrarse unos Pit Bulls en medio de la calle
Orange County Sheriff’s Office

Lo único que necesitaban estos perros eran mimos, abrazos y cariños para reconfortarles, y eso fue exactamente con lo que los oficiales les brindaron. Los perros se acurrucaron en ellos y ellos estaban encantados.

Un agente se viraliza al encontrarse unos Pit Bulls en medio de la calle
Orange County Sheriff’s Office

Hasta que no llegaron los trabajadores del Servicio de Animales para llevarlos a un lugar seguro, los perros no se separaron de sus nuevos amigos.

Un agente se viraliza al encontrarse unos Pit Bulls en medio de la calle
Orange County Sheriff’s Office

El personal del refugio de animales decidió ponerles de nombre Justicia y Libertad, para darle el reconocimiento que merecían los oficiales Reed y Boggs.

Gracias a Hennessey y a los oficiales de La Oficina del Sheriff del Condado de Orange, Justicia y Libertad ahora son mucho más felices de lo que eran hasta esa noche.

Un agente se viraliza al encontrarse unos Pit Bulls en medio de la calle
Orange County Animal Services

Actualmente son perros muy cariñosos, dulces y juguetones. Es imposible comprender cómo hay personas que puedan abandonar a perros tan maravillosos, pero, sin duda, estamos seguros de que traerán mucha alegría a la familia que les adopte.

¡Comparte la historia de estos preciosos Pit Bulls con todos tus amigos!