Disfrutaba suspendiendo a este estudiante hasta que se sorprendió al conocer su historia

Su profesor de primero escribió en sus evaluaciones: «Teddy es un alumno brillante, curioso y muy risueño. Se esfuerza al máximo cuando hace sus tareas y es muy educado. Es una suerte poder educarlo.»

Father and son talking

Su profesor de segundo escribió: «Teddy es un alumno excelente, muy querido por sus compañeros, pero parece que sufre debido a la enfermedad terminal de su madre, la convivencia en casa debe de ser una auténtica pesadilla.»

Su profesor de tercero escribió: «Teddy continua trabajando duro, pero la muerte de su madre ha sido un golpe muy fuerte para él. Intenta hacer todo lo posible, pero su padre no muestra mucho interés en él, por lo que temo que su entorno familiar pueda que afectar pronto a su educación si no se toman las medidas necesarias.»

El profesor de cuarto escribió: «Teddy muestra un comportamiento autista, no muestra demasiado interés en la escuela. No tiene muchos amigos y a veces incluso se duerme en clase.»

En ese momento, la señorita Thompson comprendió el problema, pero los meses habían pasado. Pensó que tenía que hacer todo lo que pudiese en lo que restaba de curso. Se tenía que centrar en Teddy Stoddard.

Para el día de su cumpleaños, sus niños le compraron algunos regalos. Todos con unos bonitos lazos coloridos y envueltos en brillantes papeles, excepto el de Teddy, que a duras penas estaba envuelto con papel de periódico. La profesora se esforzó para abrirlo en medio de todos los demás regalos.

Disfrutaba suspendiendo a este estudiante hasta que se sorprendio al conocer su historia 02Algunos de los niños comenzaron a reír cuando ella encontró una pulsera con algunos brillantes caídos y una botella casi gastada de colonia. Ella hizo desaparecer las risas de los niños cuando le agradeció a Teddy el regalo, diciendo que le gustaba muchísimo mientras se echaba un poco de colonia en la muñeca. Teddy Stoddard pudo hablar lo suficiente como para decir «Señorita Thompson, hueles como lo hacía mi mamá.» Después de que los chicos  se marchasen la profesora lloró durante al menos una hora.

Tan pronto como ella empezó a trabajar con él, la mente de su alumno parecía volver a despertar. Mientras más lo animaba, mas rápido respondía él. Al final del año, Teddy se había convertido en uno de los más inteligentes de la clase, y bueno…., también se había convertido en el preferido de la profesora, quién había prometido que los querría a todos por igual.

Un año después encontró una nota debajo de su puerta escrita por Teddy, donde le decía que de todos los profesores que tuvo ella era su favorita. Pasaron seis años hasta que recibió otra nota de Teddy.

En ella le contaba que había terminado el instituto siendo el tercero de la clase, y que ella seguía siendo su profesora favorita.

Cuatro años después, recibió otra carta en la que Teddy  que aunque las cosas fueron duras  en algunos momentos durante el instituto, siguió estudiando y consiguió graduarse en la universidad con los más altos honores.

Woman writing on paper, close-up

Cuatro años más pasaron cuando la profesora volvió a recibir una carta de su antiguo alumno. En ella le explicaba que después de conseguir su licenciatura decidió seguir estudiando. También le recordaba que seguía siendo su profesora favorita. Esta vez la carta estaba firmada con un nombre un poco mas largo, donde se podía leer Theodore F. Stallard, Doctor en medicina.

Pero la historia no terminó aquí. Esa misma primavera recibió otra carta.

Su aluno le dijo que se iba a casar con una chica que había conocido. Le explicó que su padre había fallecido un par de años antes y que se preguntaba si ella querría ocupar el lugar reservado para la madre del novio.

La profesora Thompson aceptó, se puso la pulsera que le regaló y usó el perfume que su pequeño Teddy le regaló muchos años atrás.

Cuando se reunieron el ya doctor Stoddard le susurró al oído: «Muchísimas gracias por hacerme sentir importante y demostrarme que era capaz de cambiar las cosas.»

La profesora entre lágrimas le contestó a él: «No, tu eres el que me demostró que yo podía cambiar las cosas. Nunca supe enseñar hasta que te conocí.

Nunca sabrás el impacto que tendrán tus acciones en la vida de los demás, piensa en ello y da lo mejor de ti a todos los que te rodean, así convertirás el camino de la vida en un camino hermoso.

¡Comparte esta entrañable historia con todos tus amigos!

Fuente: Hrtwarming

Últimos artículos