6 Cosas que nunca hay que hacer al curar una herida

Todos nos hemos visto ante la situación de tener que curar una herida, y probablemente todos lo hicimos mal. Desde la Cruz Roja Española se indica que, a la hora de curar una herida no hay que utilizar ungüentos, algodón, alcohol o pomadas que contengan antibióticos. ¿Sorprendido?

¡Que no cunda el pánico! El enfermero Andrés Roldán, de la Asociación Española de Enfermería Vascular y de Heridas (AEEV), y miembro del grupo de trabajo sobre el tratamiento de heridas y úlceras, destaca lo que, en su opinión como experto nunca hay que hacer a la hora de curar una herida:

1- Nada de soplar

6 Cosas que nunca hay que hacer al curar una herida
sirtravelalot / Shutterstock

Pese a que seguramente fuese lo primero que hacía tu madre cada vez que la buscabas llorando a moco tendido por una herida, la boca está llena de bacterias, por lo que soplar sobre una herida abierta no es muy buena idea.

2- Nada de dejarlas al aire

También es muy importante que las heridas no se dejen al aire. Por muy pequeñas que sean, debemos mantenerlas tapadas aunque sea uno o dos días.

Es un error pensar que las heridas se curan más rápidamente si les da el aire. En realidad, las investigaciones realizadas al respecto han demostrado que tapar una herida ayuda a que se cicatricen a la vez que las protege contra infecciones.

3- En caso de hemorragia, mantén la presión

Si hay una pequeña hemorragia no hay que quitar el contacto con la herida la gasa o el paño, hay que mantener la presión hasta que desaparezca totalmente el sangrado.

4- Limpiar la herida

6 Cosas que nunca hay que hacer al curar una herida
kdshutterman / Shutterstock

Es importante comprobar que la herida no contenga ningún resto incrustado, pues puede ser peligroso. En caso de que su extracción sea complicada, acude a Urgencias para que un profesional retire el objeto extraño de la herida.

5- Nunca quites las postillas

Aunque muchas personas son incapaces de aguantarse las ganas de pellizcar las costras o postillas, retirarlas resulta contraproducentes puesto que estas generan células nuevas que facilita la cicatrización. Por otra parte, retirar también hacen que a la larga, la cicatrización no sea la correcta.

6- Evita el uso de agua oxigenada y alcohol

No tiene ningún sentido aplicar agua oxigenada sobre la herida puesto que produce dolor, irrita la piel y dificulta la curación de la herida. Por otra parte, el uso de alcohol ni siquiera está indicado para las heridas, pues solo se debe usar para desinfectar la piel antes de una inyección, o para desinfectar cualquier superficie inanimada. Usarlo sobre una herida solo causará dolor y sequedad, retrasando la cicatrización de la misma.

¿Cómo curar una herida correctamente?

6 Cosas que nunca hay que hacer al curar una herida
Koldunov / Shutterstock

Tal y como recomiendan desde la Cruz Roja Española, antes de curar una herida, asegúrate de tener las manos bien limpias. A continuación, lava suavemente la herida con un poco de agua y jabón, o con suero fisiológico para retirar la suciedad que pudiese contener. Intenta que la limpieza se realice desde dentro hacia fuera para evitar la entrada de gérmenes en la herida.

A continuación, y en una gasa estéril, pon un desinfectante yodado (povidona yodada) y aplícalo sobre la herida, desde dentro hacia fuera, y sin tocar la parte de la gasa que vaya a entrar en contacto con ella. Por último, tapa la herida con una gasa estéril sujeta con una venda o esparadrapo.

Fácil, ¿verdad? Ahora ya sabes cómo curar una herida correctamente. Ante cualquier duda o complicación, no dudes en acudir a Urgencias.

¡Comparte estos útiles consejos con todos tus amigos!