Curitiba: El Hombre que no pudo permitirse su propia piscina y se puso manos a la obra

Muchas personas pagan miles de euros para poder poner una piscina en su jardín. Ya sea dentro del suelo (después de haber tenido que realizar una costosa excavación y la obra que ello conlleva) o sobre el nivel del suelo.

Ambas opciones no es que sean precisamente baratas. Pero José Franco de Curitiba en Brasil, decidió construir su propia piscina por sí mismo en su jardín de la manera más barata posible. Y se le ocurrió la siguiente idea:

Curitiba: El Hombre que no pudo permitirse su propia piscina y se puso manos a la obra

Compró una sencilla piscina con paredes y suelo de plástico en una tienda de accesorios para el jardín, y la situó sobre una lona de plástico en el césped.

Curitiba: El Hombre que no pudo permitirse su propia piscina y se puso manos a la obra

Luego comenzó a construir una estructura de madera alrededor de ella para asegurar la piscina.

Curitiba: El Hombre que no pudo permitirse su propia piscina y se puso manos a la obra

A continuación añadió un suelo de madera a esa estructura para poder sentarse cómodamente bajo el sol durante el verano junto a la piscina.

Curitiba: El Hombre que no pudo permitirse su propia piscina y se puso manos a la obra

Incluso añadió un conjunto de escaleras a la plataforma de madera de modo que pudiese subirse encima de la tarima atravesando sólo tres escalones.

Curitiba: El Hombre que no pudo permitirse su propia piscina y se puso manos a la obra

Y por último la piscina ya estaba terminada.

Se trata de manera asombrosa y frugal de disfrutar de un fantástico baño en tu propio jardín y que incluso se ve bastante elegante ¡Y por un precio muy económico!

Curitiba: El Hombre que no pudo permitirse su propia piscina y se puso manos a la obra

Imágenes vía Facebook/José Adimilson Franco

Una piscina en tu propio jardín no tiene por qué costarte demasiado dinero. Con un poco de imaginación y mano de obra, puedes construirte tu propia piscina que no sólo se ve bastante sorprendente sino que también garantiza un montón de diversión en el agua durante el verano, para los más pequeños de la casa y por qué no ¡Para los mayores también!

¡Comparte este fantástico proyecto con todos tus amigos!

Fuente: hefty