¿Comerías la misma comida el resto de tu vida si eso te asegurase vivir 117 años?

La última persona conocida nacida en el siglo XIX acaba de cumplir 117 años. No te lo crees, ¿verdad? Emma Morano, una anciana nacida el 27 de noviembre de 1899, celebró este año su cumpleaños número 117 en su ciudad natal al norte de Italia.

Actualmente ostenta el récord como la persona viva más vieja de acuerdo a Guinness World Records, le falta poco para hacerse con el título que antes que ella poseía Jeanne Calment, quien alcanzó los 122 años. Cuando oyes casos de este estilo es inevitable pensar en cómo consiguen vivir tanto, cuál es su secreto. Pues bien, Emma comparte con nosotros su pequeño secreto. ¡Seguro que te sorprende!

¿Cuál es el secreto de su longeva vida? ¡Huevo y galletas!

¿Comerías la misma comida el resto de tu vida si eso te asegurase vivir 117 años?

«Como dos huevos al día, eso es todo. También como galletas, aunque no muchas porque no tengo dientes», comentó Emma.

Su extraña dieta comenzó cuando tenía 20 años, justo el día en el que le diagnosticaron anemia. Tras el diagnóstico, el médico le recomendó que comiese tres huevos al día, dos crudos y uno cocido. Desde entonces, la anciana ha continuado con esta dieta durante más de 90 años.

Carlo Brava, médico de Morano, explica que desde que la conoció hace ya 27 años sus hábitos alimenticios no han cambiado mucho. «Emma siempre ha comido muy pocas verduras y frutas. Cuando la conocí, comía tres huevos al día, dos crudos por la mañana, uno en unta tortilla al medio día y un poco de pollo para la cena», afirmó el doctor.

Aparentemente no come carne porque alguien le dijo que causa cáncer. Ahora come galletas. Es tan estricta con su alimentación que ni siquiera quiso comer un trozo de su última tarta de cumpleaños, ya que al parecer el año anterior comió un poco y no le sentó muy bien.

¿Comerías la misma comida el resto de tu vida si eso te asegurase vivir 117 años?

La historia de Emma es impresionante, después de dejar a su marido allá por 1938 tras la muerte del hijo que tuvieron en común, vivió sola y trabajó en una fábrica arreglándoselas por su cuenta, algo bastante inusual en aquel tiempo.

Solo necesitó la ayuda de un cuidador para que se ocupara de ella todo el día durante el pasado año, cuando se vio obligada a permanecer en la cama por un problema de salud.  Otro dato sorprendente es que no ha salido de su casa en los últimos 20 años.

Aunque a su edad está casi completamente sorda y tiene dificultades para ver, todavía tiene la mente alerta. La tozudez es algo que tampoco ha perdido con los años, cada vez que enferma, Morano solo acepta el tratamiento en casa, siempre se niega en rotundo a ir al hospital, algo que quizás sea acertado debido a todas las enfermedades que suelen concentrarse por allí.

¡Vaya mujer más dura! ¿Quién sabe? Quizás haya encontrado el secreto de la eterna juventud. ¡Esperamos que así sea para que Emma pueda cumplir muchos años más!

¿Y tú, crees que podrías comer la misma comida durante 90 años? ¿Incluso si significa que vivieras más de un siglo?

¡Comparte la historia de Emma con todos tus amigos!

Fuente: Shared