Colocó unas cucharadas de pasta de tomate en una bandeja… Ojalá lo hubiera sabido antes

Congelar hierbas con aceite de oliva

Añadir el aceite de oliva y hierbas en una bandeja de cubitos de hielo y al congelador. Luego, coge un cubo cada vez que desees agregar sabor a un plato.

Colocó unas cucharadas de pasta de tomate en una bandeja... Ojalá lo hubiera sabido antes

Congelar Huevos

Congelar los huevos frescos en un molde de silicona.

Colocó unas cucharadas de pasta de tomate en una bandeja... Ojalá lo hubiera sabido antes

Los aguacates

Preservar los aguacates mediante la congelación. En primer lugar, cortar un aguacate por la mitad. A continuación, cepillarlo con jugo de limón para ayudar al aguacate fresco a conservar su color brillante.

Colocó unas cucharadas de pasta de tomate en una bandeja... Ojalá lo hubiera sabido antes

También puedes hacer puré de aguacate y, a continuación, colocarlo en una bandeja de cubitos de hielo para congelar. Entonces, descongelar y utilizarlo en tu sándwich favorito.

Colocó unas cucharadas de pasta de tomate en una bandeja... Ojalá lo hubiera sabido antes

Los plátanos congelados

Los plátanos se pueden congelar para crear un delicioso y cremoso helado. Cortar el plátano, congelarlo, a continuación, hacer puré en un procesador de alimentos. Añadir un toque de vainilla para añadir sabor.

Colocó unas cucharadas de pasta de tomate en una bandeja... Ojalá lo hubiera sabido antes

¡No olvides compartir si te han gustado estas fantásticas ideas!

Fuente: shareably