Una mujer ciega entra en un bar para contar un chiste de rubias, rodeada de rubias

Las bromas sobre rubias son el chiste más fácil y recurrente ante cualquier multitud y es que, como todos los estereotipos, la mujer rubia está tan definida que ya la gracia reside en lo lejos que se encuentra la realidad del estereotipo.

En este caso, una mujer ciega se proponía a contar un chiste de rubias en un bar lleno de mujeres con el pelo del color de oro, su respuesta te dejará sin palabras.

Cómo salir de una situación incómoda con humor

Una mujer ciega entra en un bar para contar un chiste de rubias, rodeada de rubias
giphy

Ésta es la situación:

En un bar solo de chicas, una mujer ciega está sentada en la barra y le pregunta a la camarera: «Oye, ¿quieres escuchar un chiste de rubias?». Enseguida, el bar entero se quedó en silencio. La tensión era palpable.

La mujer sentada a su derecha le dijo: «Antes de contar ese chiste, deberías tener en cuenta un par de cosas

  1. La camarera es rubia.
  2. La portera es rubia.
  3. Yo soy una rubia de metro ochenta y 80 kilos que se dedica al boxeo.
  4. Mi chica también es rubia y se dedica al culturismo.
  5. La mujer a tu izquierda es rubia y parece que se entretiene con motosierras en su tiempo libre. 

Ahora piensa, ¿estás segura que quieres contar ese chiste?

Una mujer ciega entra en un bar para contar un chiste de rubias, rodeada de rubias
wikimedia

La respuesta de la mujer ciega fue clara, «No», pero la coletilla dejó a todo el mundo atónito.

«No si voy a tener que explicarlo 5 veces»

Seguro que más de una de las rubias, a pesar de su inteligencia, se les escapó una sonrisa. La mujer ciega tiene gracia y un par de ovarios. Esperemos que todo el bar se lo tomará con el mismo sentido del humor que nosotros.

Una mujer ciega entra en un bar para contar un chiste de rubias, rodeada de rubias
giphy

Insinuar que las rubias son tontas no está bien, pero seguro que esta mujer también es capaz de reírse cuando hacen un chiste sobre ciegos y es que la vida con sentido del humor es mucho mejor.

¿Eres capaz de reírte de tus propios defectos? ¿Te ofendes con facilidad?

Compártelo con todas las rubias que conozcas a ver cómo se lo toman.

Fuente: hefty