Beber alcohol ya no está de moda y los jóvenes ya tienen nueva actividad para sustituirlo

Quedar con tus colegas para beber alcohol hasta perder el conocimiento se está convirtiendo en algo del pasado. Los jóvenes de hoy en día prefieren realizar actividades saludables como hacer yoga, comer fruta o escuchar música electrónica antes que consumir drogas y alcohol.

Morning Gloryville o Daybreaker son dos de las organizaciones pioneras de este movimiento. Desde 2013 se encargan de movilizar a gente que «busca activar su día de una forma diferente», según explica Matthew Brimer, cofundador de Daybreaker. «Nos interesa estar en el aquí y ahora, rodeados de buena gente, música y muy buenas vibraciones. Y todo, con plena conciencia».

Beber alcohol ya no está de moda y los jóvenes ya tienen nueva actividad para sustituirlo

Es precisamente la búsqueda de la plena conciencia que caracteriza estos eventos (lo que se conoce con el famoso término: mindfulness), la que ha originado el mindful drinking (beber de forma consciente), un movimiento que ha derivado en múltiples formas de ocio por todo el mundo.

El mindful drinking se podría definir como la toma de decisiones conscientes sobre lo que bebemos, en qué cantidades lo hacemos y cuándo debemos parar.

Laura Willoughby, experta en comunicación y trabajos sociales de Londres, quiso ir más allá y centró sus esfuerzos en organizar eventos culturales en los que se promoviera el consumo moderado o nulo del alcohol como algo natural.

Beber alcohol ya no está de moda y los jóvenes ya tienen nueva actividad para sustituirlo
David Pereiras / Shutterstock

Según Willoughby, «nos gustaría crear un mundo en donde nadie se sienta apartado por no beberse una copa. A muchos jóvenes no les gusta el alcohol pero lo toman por miedo por ser considerados perdedores».

«Lo que intentamos es cambiar la mentalidad social para que se entienda que una persona a la que no le apetece alterar su estado mental con sustancias tóxicas no es sinónimo de alguien aburrido. Probablemente estemos ante alguien que disfruta mucho más de la vida. Con más energía, más en su presente, y sobre todo, libre de hábitos sociales que afectan a la salud».

Aunque en España esto todavía nos puede sonar a chino, en Reino Unido este movimiento se ha convertido en algo más que una moda. El mindful drinking es parte de un cambio social y cultural para evitar el consumo excesivo de alcohol.

Beber alcohol ya no está de moda y los jóvenes ya tienen nueva actividad para sustituirlo
Monkey Business Images / Shutterstock

La mejor parte del movimiento mindful drinking es que no pretende ser extremista. No fue pensado para quienes pretenden convertirse en abstemios radicales. Puede ser practicado por quienes desean aprender a beber con moderación.

Lo importante es que, independientemente de los intereses de cada persona, la gente aprenda a cambiar su mentalidad e intente poner en práctica hábitos más saludables, pues la diversión y el éxito social sin alcohol de por medio es posible.

¿Cambiarías una noche de borrachera por una sesión de yoga? ¡Déjanos tu respuesta en los comentarios!

Si no quieres perderte ninguna noticia, asegúrate de activar las notificaciones en nuestra página de Facebook para estar al día de todo lo que sucede, ¿cómo?, Muy Facilito:

¡Comparte esta nueva tendencia con todos tus amigos!