8 Pequeñas mentiras de personajes anónimos que cambiaron el rumbo de la historia

No hace falta ser un mentiroso compulsivo para decir alguna que otra mentirijilla. Todos lo hacemos, todos los días: «Estaré allí en cinco minutos». «He leído los términos y condiciones». «Esos pantalones vaqueros te sientan genial». ¿Alguna de estas cosas te resulta familiar?

Y es que, cuando dices una pequeña mentira piadosa, no esperas que eso altere el curso de la historia de la humanidad. Sin embargo, eso es exactamente lo que pasó en los casos que te mostramos a continuación.

8 Mentiras piadosas que cambiaron el mundo:

1- Un mago mantuvo a Argelia como colonia francesa

8 Pequeñas mentiras de personajes anónimos que cambiaron el rumbo de la historia
EsoterX

En 1856, Argelia estaba al borde de la rebelión. Los santos locales, conocidos como morabitos, habían convencido a los lugareños de que tenían poderes mágicos y que el pueblo argelino debía rebelarse contra sus colonizadores.

Para sofocar cualquier conversación sobre rebelión, los franceses decidieron convencer a la población de que los morabitos eran solo estafadores. Para ello, Napoleón III envió a Argelia al mayor mago de Francia y padre de la magia moderna, Jean Eugene Robert-Houdin para hacerse pasar por un hechicero aún más poderoso.

Los trucos de Robert-Houdin eran tan básicos como sacar una bala de cañón de un sombrero o levantar pesadas cajas de acero con ayuda de electroimanes, pero aún así los argelinos se quedaban pasmados.

Tras realizar el truco de «atrapar una bala entre los dientes» Robert-Houdin se consagró como el mejor mago del país, dejando a los morabitos totalmente desacreditados. Gracias a la acción del mago, Argelia no lograría la independencia hasta después de un siglo.

2- Una icónica banda de rock se forma tras suplantar a otra

8 Pequeñas mentiras de personajes anónimos que cambiaron el rumbo de la historia
Craig ONeal

En 1968, la banda británica The Zombies triunfó en Estados Unidos con su tema «Time of the Season«. Para sacar partido a su éxito, los Zombies recorrieron los Estados Unidos de la mano de la compañía discográfica Delta Promotions. Los conciertos fueron tan lucrativos que durante un tiempo Delta tuvo dos bandas de gira como los Zombies.

El problema era que ninguna de estas bandas eran los Zombies reales. Los Zombies británicos originales ya se habían separado y no tenían idea de lo fuerte que estaba pegando su canción en los Estados Unidos. La mentira era tan ridícula que para una de las bandas, la discográfica solo contrató a cuatro miembros para hacerse pasar por un quinteto de rock.

Lo verdaderamente curioso de este asunto es que, dos de los músicos contratados para fingir ser los Zombies fueron Frank Beard y Dusty Hill. Con las habilidades y la amistad que ganaron siendo los Zombies falsos, formaron la que sería otra archiconocida banda de rock, los ZZ Top.

3- Una carta fraudulenta hizo que Jesús sea blanco

8 Pequeñas mentiras de personajes anónimos que cambiaron el rumbo de la historia

A pesar de haber nacido en el Medio Oriente, casi todas las pinturas y representaciones de Jesús muestran a un hombre caucásico. La razón por la que te imaginas al Cordero de Dios con una cara blanca como la nieve es una carta escrita siglos después de la muerte de Jesús.

La carta escrita por Publio Léntulo, el gobernador de Jerusalén que sirvió antes que Poncio Pilato, describe a Jesús como «un hombre alto, de pelo castaño casi hasta las orejas y una cara sin arrugas o manchas y de un color moderado que la hace hermosa».

Esta versión de Jesús sirvió como modelo para las pinturas de los artistas del Renacimiento, que luego se convirtió en la plantilla para las representaciones occidentales. La carta, sin embargo, tiene tantos errores que es increíble que alguien se lo haya creído.

En primer lugar, no aparece en ninguno de los escritos de San Anselmo. En segundo lugar, no existió ningún título como el gobernador de Jerusalén. En tercer lugar, Publius Lentulus nunca existió. En cuarto lugar, utiliza un lenguaje aún no inventado en el momento en que supuestamente fue escrita.

A pesar de los errores evidentes, esta descripción de Jesús se ha convertido en el modelo estándar que todos conocemos.

4- Un falso científico nazi derrocó a Juan Perón

8 Pequeñas mentiras de personajes anónimos que cambiaron el rumbo de la historia

En 1949, uno de los presidentes más queridos de Argentina, Juan Perón, quería que su país se convirtiera en la próxima potencia nuclear. Para lograr esto, contrató al Dr. Ronald W. Richter, quien afirmaba haber sido un científico nazi de alto rango y uno de los principales expertos mundiales en energía nuclear.

En realidad, era un austriaco que solo había trabajado durante seis meses como técnico de explosiones.

A pesar de su impresionante currículum, Richter mantuvo la farsa durante un año. Cuando Perón preguntó por los avances de su inversión, Richter se jactó de que no solo había resuelto la fisión, sino que había logrado lo imposible: la fusión nuclear. Aunque se trataba de un avance científico increíble, Richter le pidió a Perón que mantuviera en secreto los detalles.

Pero como era de esperar, Perón lo gritó a los cuatro vientos en marzo de 1951.

Para demostrar que no estaba mintiendo, Richter mostró una explosión de fusión, aunque todo lo que hizo fue desencadenar una explosión de TNT que no convenció a nadie. Los científicos nazis reales, como Werner Heisenberg, se adelantaron y dijeron que nunca habían oído hablar de Richter, lo que desencadenó una investigación.

Más tarde se reveló que Richter no había realizado ningún progreso a pesar de la cantidad de millones que Argentina había invertido en él. Después del asunto de Richter, los militares finalmente derrocaron a Perón.

5- La música country fue construida a partir de un imperio de cirugías con testículos de cabra

8 Pequeñas mentiras de personajes anónimos que cambiaron el rumbo de la historia
Wikimedia

John Brinkley es probablemente el médico más influyente en la música desde Dr. Dre. Su carrera comenzó en la década de 1920 como uno de los curanderos más grandes de la historia.

Después de observar dos cabras particularmente activas sexualmente, a Brinkley se le ocurrió la idea de que los testículos de cabra podrían injertarse en los escrotos de hombres estériles para mejorar la fertilidad.

Se decía que algunos de los estadounidenses más destacados de la época, incluidos Woodrow Wilson, Huey Long y Rudolph Valentino, habían pasado por el bisturí de Brinkley. Al descubrir que la práctica de Brinkley no era científica, la Asociación Médica Estadounidense intentó acabar con su chiringuito. La FCC revocó su licencia, por lo que trasladó sus operaciones a México.

Para poder publicitarse desde México hasta los Estados Unidos, Brinkley construyó la torre de radio más poderosa del mundo. Mediante el nuevo canal de radio, XER, Brinkley pregonaba sus milagrosas cirugías durante horas.

Estos discursos ahora se consideran los precursores de la teletienda. Entre anuncio y anuncio también ponía algunas canciones. De esta forma, Brinkley fue la primera persona en transmitir música country en todo el país.

6- Miguel Ángel comenzó como un falsificador de arte

8 Pequeñas mentiras de personajes anónimos que cambiaron el rumbo de la historia

En 1492, Miguel Ángel era solo un joven artista con dificultades para sobrevivir. Con el objetivo de conseguir una vida mejor, viajó por Italia en busca de nuevos clientes.

Para su desgracia, la gente estaba más interesada en comprar estatuas clásicas antiguas en lugar de apreciar su habilidad. Este hecho llevó a Miguel Ángel a urdir un plan: si la gente quería comprar esculturas romanas antiguas, simplemente crearía esculturas de estética romana antigua.

Una de estas falsificaciones más famosas fue el Cupido Durmiendo. Para hacer que pareciese una antigüedad recién descubierta, lo esculpió, lo enterró en tierra y lo destrozó un poco.

A pesar de que Miguel Ángel podría haberse salido con la suya, era mejor artista que falsificador, por lo que al regresar a la casa del cardenal Riario (quien le compró la pieza), accidentalmente se le escapó que él era el escultor.

Aunque Riaro estaba furioso por haber sido estafado, estaba más impresionado porque Miguel Ángel pudiera replicar con éxito las obras de los maestros, y de esta forma se convirtió en el nuevo patrón del genio escultor.

Con el nuevo respaldo de Riaro y su nueva reputación hizo dos de sus obras más famosas, Baco y Piedad. A partir de ahí, su carrera se disparó y se convirtió en uno de los grandes escultores de la historia.

7- La inocentada que originó el espiritismo

8 Pequeñas mentiras de personajes anónimos que cambiaron el rumbo de la historia
Wikimedia

El espiritismo fue bastante popular a finales del siglo XIX. Muchas personas todavía creen en la capacidad de comunicarse con los espíritus a través de posesiones, médiums o tableros Ouija. Sus defensores no han disminuido a pesar de que las personas que lo promovieron admitieron ser un fraude.

En 1848, Maggie Fox y su pequeña hermana Katy querían asustar a su madre. Para ello tocaban las paredes y decían que la casa estaba embrujada, hacían ruidos para convencerla de que había un fantasma caminando por la casa y ataban hilos a manzanas para tirarlas por las escaleras desde lejos.

Para el día de los inocentes, Maggie y Katy decidieron llevar la broma más allá y le aseguraron a su madre que iban a hablar con el fantasma. Se suponía que este iba a ser su último truco antes de revelarle la broma a su mamá.

La madre estaba tan asustada por lo que «el fantasma» sabía sobre su vida y la de sus hijas que corrió y le pidió a su vecino que fuese a hacerle algunas preguntas al fantasma.

Temiendo que pudieran meterse en problemas si admitían que todo era un engaño, las hermanas simplemente siguieron con la mentira.

Durante las siguientes semanas multitud de vecinos acudieron a la casa para hacerle preguntas al fantasma. Ese mismo año el país se llenó de supuestos médiums.

8- Johannes Gutenberg fue un estafador fracasado

8 Pequeñas mentiras de personajes anónimos que cambiaron el rumbo de la historia
Wikimedia

Durante la Edad Media, miles de peregrinos viajaban por toda Europa en busca de artefactos religiosos.

El hecho de tener que viajar cientos de kilómetros para ver un artefacto al azar que seguramente nunca más volverían a ver hizo que se originara la iniciativa de preservar esos momento para siempre.

Si querían guardar esos momentos de iluminación espiritual, los fieles tenían que tener unos espejos sobre sus cabezas. La imagen se reflejaría y terminaría en una caja que guardaría toda la divinidad de la reliquia.

Aunque Johannes Gutenberg y su compañero Andreas Dritzehn pensaban que se trataba de un engaño, se vieron atraídos por la posibilidad de hacer una buena fortuna. Para ello se mudaron a Aachen, una ciudad que albergaba numerosas reliquias, con el objetivo de hacerse ricos montando una tienda de estos espejos.

Desafortunadamente para Gutenberg y Dritzehn, el papa prohibió las peregrinaciones en 1439 a causa de una plaga, por lo que el chollo de Gutenberg nunca llegó a ver la luz. Completamente arruinado, Gutenberg se vio obligado a regresar a su casa en Mainz.

Teniendo que encontrar la manera de pagar sus deudas, Gutenberg decidió entrar en la industria del vino. Más tarde remodelaría una prensa de vino para hacer la primera imprenta, una invención súper importante para la historia de la humanidad.

Ten cuidado la próxima vez que vayas a decir alguna mentira, nunca sabes lo que puede pasar…

¡Comparte todas estas historias con todos tus amigos!

Fuente: Listverse