8 Curiosas prácticas que realizaban antiguamente las madres para que sus bebés naciesen saludables

Enlace patrocinado

Tener un hijo es una de las cosas más maravillosas que le puede pasar a una persona. Cuando a una madre le dan la gran noticia, es cuando comienza de inmediato un proceso de cambio de hábitos alimenticios y de estilo de vida para garantizar la salud de su bebé.

Actualmente sabemos que comer embutido sin congelarlo previamente o comer carne cruda no es nada recomendable ya que el bebé puede infectarse con toxoplasmosis, pero, antiguamente, había numerosas prácticas que las mujeres tenían que realizar para que su bebé naciese saludable.

Pixabay
Pixabay

Estas son las 8 prácticas más extrañas que realizaban las mujeres para garantizar la salud de sus bebés

Enlace patrocinado

1- Usar corsets

Antes de que existiese la lencería, los corsets era lo único que las mujeres podían llevar bajo su ropa. Estos diseños adaptados a las mujeres embarazadas seguramente fuesen mucho más cómodos para las futuras mamás, pero no creo que actualmente eligiésemos llevarlos.

{keyword}
Wikimedia Commons

2- Fumar cigarrillos

Hoy en día conocemos de sobra todos los efectos adversos que tiene el tabaco para nuestra salud y, sobretodo, para la salud del feto, pero, durante muchos años, los doctores recomendaron a las mujeres fumar cigarrillos para regular el peso del bebé y los movimientos de la barriga de la madre.

Enlace patrocinado
{keyword}
Pinterest / Cheryl Henning

3- Tomar cloroformo

Mucho antes de que existiese la epidural, a las madres se las dormía con dosis “saludables” de cloroformo. Aunque el objetivo era no dormirlas completamente para proteger al bebé, esta práctica podía causar daños severos en las madres durante el parto.

{keyword}
Wikimedia Commons

4- Realizar actividades artísticas

De acuerdo con viejas leyendas, tener la mente distraída con una actividad artística durante el embarazo, aseguraría que el bebé naciese saludable. Obviamente no hay evidencia científica pero es algo que los médicos solían recomendar.

Enlace patrocinado
{keyword}
Pexels

5- Beber vino tinto

Antiguamente los doctores aseguraban que beber un poco de vino tinto cada día durante el embarazo aseguraba la salud del bebé. Posteriormente, muchos estudios confirmaron que los pequeños estarían mucho mejor si la madre se abstuviese de beber.

{keyword}
Flickr / simpleinsomnia

6- Viajar siempre en tren

Hace una gran cantidad de años las mujeres embarazadas nunca viajaban en coche, siempre viajaban en tren porque los médicos aseguraban que el movimiento del coche podría afectar directamente al feto.

{keyword}
Pinterest / MamaCafeUK

7- No preocuparse por los antojos

Antaño se creía que la alimentación de las mujeres embarazadas no afectaba al crecimiento del bebé en la barriga, por lo que se les recomendaba no privarse de ningún alimento que se les antojase.

Enlace patrocinado
{keyword}
Pinterest / MamaCafeUK

8- Evitar la luz solar

Obviamente, la exposición prolongada a los rayos UV tiene efectos adversos para nuestra salud y puede ser especialmente perjudicial para un bebé en el útero. Sin embargo, antiguamente las mujeres no podían a penas salir a la calle porque se creía que, si le daba la luz solar, su bebé “se cocinaría”. Actualmente no se le recomienda tomar el sol a las mujeres embarazadas, pero pueden salir a la calle sin ningún problema.

{keyword}
Abundant Health Family Chiropractic

¡Comparte estas 8 curiosidades con todos tus amigos!

Fuente: Little Things

Enlace patrocinado