8 Cosas que hacían nuestros abuelos y que ya es imposible repetir

Crecer en las décadas de los cincuenta y sesenta permitió a los niños de aquella época experimentar una vida totalmente diferente a la que viven los niños de hoy en día. En aquel tiempo se pasaban todo el día corriendo y disfrutando con los demás niños del barrio, jugaban sobre la tierra con las manos y la ropa llenas de mugre y no importaba nada.

Echando la vista atrás, es normal que la infancia fuese distinta. Los padres pensaban de forma diferente y los niños disfrutaban de mucha más libertad para hacer lo que les viniese en gana, algo que aprovechaban al máximo.

Sabemos que ser padre nunca ha sido fácil, también reconocemos que los niños de hoy tienen cosas a su alcance que nosotros nunca si quiera imaginamos poder tener. Dicho esto, creo que pocos de nosotros cambiaríamos nuestra infancia por ninguna otra, cada etapa tiene su magia y sus peculiaridades que la hacen especial.

Estas son algunas de las cosas que se hacían antiguamente y que han desaparecido con el tiempo:

1- Dejar que tus hijos jueguen en la calle hasta que se haga de noche

8 Cosas que hacían nuestros abuelos y que ya es imposible repetir
Vaiu

Con las calles desiertas y sin coches que pusiese en peligro las vidas de los peatones, todos los niños del barrio se reunían y pasaban horas jugando al fútbol, la rayuela, las canicas, el elástico, la comba… A pesar de no disponer de muchos recursos, siempre encontraban algo con lo que distraerse. Lo único que les preocupaba era llegar a casa ante de que las luces de la calle se encendieran.

2- Mandar a los hijos a comprar a la tienda con una nota

8 Cosas que hacían nuestros abuelos y que ya es imposible repetir
Secretosdemadrid

Alguno habrá que recuerde haber ido a hacer algún recado a la tienda de la esquina con la única ayuda de una nota escrita por su madre. Compraban de todo, desde el pan hasta la leche, y a veces incluso cigarrillos. ¿Te imaginas hoy en día un niño de 7 años comprando un paquete de tabaco? La mejor parte era cuando llegaba la hora de gastar en dulces algunas monedas del cambio que recibían por hacer bien la compra.

 3- Dejar que tus hijos jugasen con la manguera del jardín

8 Cosas que hacían nuestros abuelos y que ya es imposible repetir

Aún con todas las precauciones que existen hoy en día para potabilizar el agua de las viviendas, es muy difícil ver a un niño bebiendo agua directamente de la manguera. Muchos niños crecieron bebiendo de la manguera. No podían siquiera pensar en gastar dinero en agua embotellada. Cuando no bebían sedientos de la manguera de algún vecino, jugaban con el agua o llenaban globos de agua para preparar su guerra particular.

4- Educar a niños de desconocidos

8 Cosas que hacían nuestros abuelos y que ya es imposible repetir
Abritey

Si bien es verdad que es un tema mucho más sensible, en aquel tiempo cualquier persona te daba una buena reprimenda si no te comportabas como es debido. Antiguamente había una educación mucho más estricta en la que se hacía mucho hincapié en que el respeto por los mayores era lo más importante, algo que desgraciadamente se ha ido perdiendo con el paso de los años. Aunque ser sermoneados nunca ha sido algo agradable, a nuestros padres les gusta pensar que gracias a esa educación se han convertido en las personas que son a día de hoy.

5- Participar en las tareas del hogar desde pequeños

8 Cosas que hacían nuestros abuelos y que ya es imposible repetir
Pinterest

Al igual que se divertían jugando en la calle, a los niños les encantaba pasar el tiempo junto a sus padres aprendiendo tareas del hogar. Si bien es verdad que a veces lo hacían a regañadientes, era fantástico pasar el tiempo en compañía de tu madre aprendiendo a usar los fogones o a reparar cosas ayudando a tu padre. Aunque es verdad que los niños de ahora viven entre algodones en comparación a otros tiempos, los adultos de aquella época no eran ningunos irresponsables, esperaban a que los niños tuviesen la edad suficiente para enseñarlos a hacer ciertas cosas pero sí que sabían que era importante que fuesen capaces de valerse por sí mismos a una edad temprana.

6- Dejar que tus niños se sentasen se cualquier manera en el coche

8 Cosas que hacían nuestros abuelos y que ya es imposible repetir
8000vueltas

Para cualquier niño los viajes en familia por carretera siempre han formado parte de los mejores recuerdos de la infancia. Pero montar en coche ha cambiado muchísimo para los niños. ¿Cuántos de vosotros recuerda haber viajado con cinturones de seguridad en el coche? Los cambios en lo que respecta a la seguridad han sido instaurados hace relativamente poco. No hay que remontarse muy atrás para haber vivido en la época donde te deslizabas por el asiento, cuando tenías suerte de ir sentado en uno y no en el maletero, siempre que había una curva pronunciada.

7- Cocinar el almuerzo del colegio de tu hijo

8 Cosas que hacían nuestros abuelos y que ya es imposible repetir

¿No parece que hay más alergias con el paso de los años? Con menos productos procesados había menos preocupación por alergias al cacahuete o al gluten. Las madres preparaban galletas y magdalenas naturales para sus hijos y preparaban dulces en sus cumpleaños que luego disfrutaban todos los compañeros del colegio.

8- Jugar con los niños en el parque

8 Cosas que hacían nuestros abuelos y que ya es imposible repetir
Laciudadviva/Joaquín del Palacio

Los patios de recreo y los parques eran lo mejor que los niños tenían al alcance para divertirse. Si acababan con algunos golpes o moretones no pasaba nada, seguramente habría valido la pena por toda la diversión que les había dado.

¡Compártelo con todos tus amigos!

Fuente: Dustyoldthing