4 de las Parejas más extrañas que no sabían lo que hacían y que deberían estar prohibidas

Todos podemos hacer auténticas locuras por amor pero algunas son más razonables que otras. Dejarse llevar por la pasión puede traer, en muchas ocasiones, grandes problemas y no sólo a la relación, sino también a ti mismo. Cuando veas las extrañas historias de las parejas que te traemos hoy, te alegrarás de tener los límites de tu relación bien claros.

Parejas que no pensaron bien lo que estaban haciendo:

1- Un perro en el dormitorio

4 de las Parejas más extrañas que no sabían lo que hacían y que deberían estar prohibidas

Una pareja de Pennsylvania quería animar su vida sexual por lo que decidieron introducir un tercer elemento en el dormitorio: un perro. Rachel Harris, de tan sólo 19 años, fue grabada por su marido Corey Harris, de 24 años, mientras intentaba mantener relaciones con el perro. La policía los descubrió, les quitaron los perros y fueron acusados de varios cargos criminales. 

2- Gemelas para todo

4 de las Parejas más extrañas que no sabían lo que hacían y que deberían estar prohibidas
Instagram @annalucydecinque

Estas hermanas gemelas de origen australiano están intentando quedarse embarazadas al mismo tiempo. No sería extraño que quisieran tener esta experiencia juntas si no fuera porque las dos están en una relación con el mismo hombre.

Los métodos son de todo tipo, desde fecundación in-vitro hasta el método tradicional. ¿Qué serían sus hijos? ¿Primos? ¿Hermanos?

3- Un paseo al natural

4 de las Parejas más extrañas que no sabían lo que hacían y que deberían estar prohibidas

Hay quienes son partidarios del nudismo y van a playas o lugares en los que pueden llevar a cabo esta práctica sin problemas legales. Sin embargo, una pareja colombiana decidió darse un paseo nocturno a caballo, totalmente desnudos, por las calles de Antioquia.

4- Alérgica a su marido

4 de las Parejas más extrañas que no sabían lo que hacían y que deberían estar prohibidas
Scott Watkins/BBC

Esta pareja se adora pero desgraciadamente no pueden besarse, tocarse o estar en la misma habitación. Johanna Watkins sufre una rara enfermedad autoinmune que la hace alérgica a casi todo, incluido a su marido Scott. La mujer sabía de su enfermedad antes de casarse con Scott pero no parecía ser alérgica a él. Su condición empeoró y ahora Johanna vive en una habitación asilada con filtros para purificar el aire.

¿Crees que hay que aprender a poner límites en las relaciones o que cada uno es libre de hacer lo que quiera? Haznos saber tu opinión en los comentarios.

¡Comparte estas parejas con todos tus amigos y familiares!

Fuente ranker