15 Típicas erecciones que experimentan los hombres en cualquier momento del día

Las erecciones siempre han tenido algo de misterioso entre el género femenino. ¿Cómo funcionan? ¿Qué las genera? ¿Quién las controla? Lo cierto es que es un tema tan complicado que incluso algunos hombres llegan a tener ciertas dudas.

Y es que, a pesar de la fama de «simples» que pesa sobre los varones, sus órganos reproductivos son la mar de complejos y las erecciones son una clara prueba de ello. De hecho, hay algo así como una erección para cada ocasión.

A continuación te presentamos los 15 tipos de erecciones que experimenta todo hombre:

1- La del pis

{keyword}
Giphy

Este alzamiento del miembro puede dar lugar a cierto desengaño ya que ocurre por el simple hecho de tener muchas ganas de orinar. Una vez que se hace pis, adiós a la fiesta. Es algo así como pisar una manguera de jardín.

2- La mañanera

Esta es un misterio, ¿cómo puede ser que después de estar durmiendo durante horas eso se despierte con tanta energía? Se produce de forma inconsciente e incontrolada. !De verdad!

3- La fantasma

Esta viene y se va como el viento. Nada la ha causado, nadie ha estado ahí para verla. Vino y se fue como una aparición.

4- La del gimnasio

{keyword}
Giphy

Este tipo de «complicaciones» es bastante habitual en el gimnasio ya que la sangre fluye por todo el cuerpo e irremediablemente llega al pene para inflarlo como un globo. Lo único que puedes esperar es tener un buen par de pantalones que no hagan demasiado evidente tu estado.

5- La clásica

La clásica, la de siempre. Esta es la erección previa al sexo que aparece justo cuando más la necesitamos. Es nuestro pene comportándose como un verdadero compañero de batalla. Haciendo exactamente lo que se supone que debe hacer, y exactamente cuando se supone que debe hacerlo.

6- La que te hace sentir mal

Estás viendo un programa de política en la televisión y de repente, casi con desgana, aparece una erección de la nada que hace que sientas que eres un enfermo.

7- La que te lleva a la consulta del médico

{keyword}

Esta es esa erección que tras 4 horas sigue sin desaparecer. Al final, algo que a priori resulta placentero, se convierte en una experiencia muy dolorosa que te hace visitar la consulta del médico lleno de vergüenza.

8- La nocturna

Esta aparece justo cuando queremos ir a dormir haciendo que sea imposible pegar ojo a menos que descansemos sobre nuestra espalda. A veces no te queda otra que esperar y perder 20 minutos de sueño negociando con tu pequeño amigo.

9- La infinita

Esta es como el típico colega que llega a casa y no se va por muchas indirectas que le mandes. En ambos casos, la única forma de conseguir que se vayan es mediante la masturbación.

10- La desafortunada

{keyword}

Esta aparece en el momento menos oportuno, como cuando estás en una cena familiar y tienes que levantarte para ir a por el postre, o estás en la clase y tienes que salir a la pizarra.

11- La legendaria

No todas las erecciones son iguales. A veces acabas con una erección mucho más potente a las que sueles experimentar sin saber muy bien el por qué. Solo te queda disfrutarla y sentirte más macho que un vikingo.

12- La independiente

Esta es la que parece justo después de haber tenido sexo como si con ella no fuera la cosa. «¿Yo? ¿Qué pasa?»

13- La triste

{keyword}

Esta es la contraria a la número 12. Ocurre cuando quieres que tu soldadito se ponga en pie de guerra pero él no parece querer colaborar. Verlo cabizbajo y derrotado te pone triste.

14- La impostora

Es la que ocurre cuando los vaqueros se arrugan de forma equivocada haciendo que sintamos la desesperada necesidad de explicar lo extraño del asunto. «¡Oh, no te preocupes! ¡No es mi pene!»

15- La de: «Hola, viejo amigo»

Por último, está la que llega inesperadamente durante la última etapa de un hombre con el anhelo de revivir los años dorados de juventud. El hombre sonreirá con nostalgia mientras la sangre abandona su pene por última sabiendo que nunca más volverá a ver a su viejo amigo.

¡Comparte todos estos tipos de erecciones con todos tus amigos!

Fuente: Cosmopolitan