13 Trucos que probablemente no te habían contado tus abuelos y usarás a partir de ahora

Casi todas las historias que nos cuentan nuestros abuelas comienzan con la frase «en mis tiempos…» Una vez que oyes esas tres palabras, sabes que te toca escuchar una larga historia que no suele ser muy interesante. Nunca puedes asegurar en qué desembocará ese lejano recuerdo de tu abuela, quizás te cuente lo difícil que era la vida en otros tiempo o quizás te sorprenda con un ingenioso truco del pasado.

Siendo sinceros, nuestras abuelas no disponían de un catálogo de productos tan amplio como tenemos nosotros para suplir sus necesidades, y en la mayoría de los casos, no tenían el dinero necesario para comprarlos. Es por esto que no era muy extraño que tuviesen que arreglárselas utilizando solo su ingenio.

A continuación, te mostraremos algunos trucos que utilizaban nuestros abuelos:

1- Dile adiós a las servilletas de papel o a los lujosos paños de limpieza.

13 Trucos que probablemente no te habían contado tus abuelos y usarás a partir de ahora
Fun In The Making

En su lugar, recorta la ropa vieja que ya no utilices para crear trapos reutilizables. Seguro que tienes alguna prenda de ropa que te queda pequeña o está ya un poco vieja. ¿Por qué no darle un nuevo uso en lugar de tirarla?

2- Calentar el cuchillo para cortar el pan

13 Trucos que probablemente no te habían contado tus abuelos y usarás a partir de ahora
Andrew Bowden

Antiguamente cortar el pan de molde en rebanadas era toda una odisea, era imposible que el pan no se hiciese migajas y la idea de conseguir una rebanada perfecta era un sueño inalcanzable. Todo este problema se resolvía simplemente calentando el cuchillo antes de cortar el pan.

3- Sistema de riego automático para tus plantas

13 Trucos que probablemente no te habían contado tus abuelos y usarás a partir de ahora
George Arents Collection / NYPL Digital Collection

Cualquier persona que haya tenido la desgracia de encontrarse en mitad de una tormenta sin paraguas y con un buen jersey de lana sabrá la increíble cantidad de agua que ese material es capaz de absorver.

Nuestros abuelos aprovecharon esa capacidad de la lana para regar las plantas cuando no podían estar en casa. El truco es tan sencillo como conectar un cubo de agua con la tierra del macetero a través de un poco de hilo de lana. Por capilaridad, el agua circulará a través de la lana desde el cubo hasta el macetero, menteniendo el sustrato bien hidratado.

4- Mejora el sabor del café barato con una pizca de sal

13 Trucos que probablemente no te habían contado tus abuelos y usarás a partir de ahora
Laralombarte

Al añadir una pizca de sal al café antes de prepararlo conseguirás eliminar la amargura característica del café barato.

5- Usa la leche para eliminar las manchas de tinta de la tela

13 Trucos que probablemente no te habían contado tus abuelos y usarás a partir de ahora
Lifehacker

No tires a la basura la camiseta que llenaste de tinta. En su lugar, empapa el pedazo de ropa manchado en leche y déjalo durante toda la noche antes de echar la prenda a lavar. Si la mancha es muy persistente, intenta eliminarla mezclando un poco de vinagre blanco con la leche.

6- Usar hielo para estirar la piel inflamada

13 Trucos que probablemente no te habían contado tus abuelos y usarás a partir de ahora
Tom Newton / Into The Gloss

Puedes aplicar el cubito de hielo directamente sobre el area afectada o simplemente lavarte la cara entera con agua helada para conseguir reafirmar la piel de forma totalmente natural.

7- Blanquear los dientes con bicarbonato de sodio

13 Trucos que probablemente no te habían contado tus abuelos y usarás a partir de ahora
Flickr / Internet Archive Book Images

Antes de que el uso de la pasta de dientes fuese algo común, el bicarbonato de sodio se usaba para conseguir unos dientes blancos y relucientes. Actualmente, se ha demostrado que es un método demasiado abrasivo para nuestros dientes y que acarrea más efectos perjudiciales que beneficios.

8- Pasta de dientes para abrillantar la plata

13 Trucos que probablemente no te habían contado tus abuelos y usarás a partir de ahora
wikiHow

Utiliza pasta de dientes blanca «básica» para intentar este truco en lugar de los dentífricos en gel. Su efectividad se debe a que la mayoría de los limpiadores de plata incluyen una mezcla de bicarbonato de sodio y agua, una combinación muy similar a las fórmulas que utilizan la mayoría de las pastas dentífricas.

9- Ahorra dinero en estropajos cortándolos por la mitad

13 Trucos que probablemente no te habían contado tus abuelos y usarás a partir de ahora
Confessions of a Homeschooler

No solo duplicarás su utilidad, sino que también serán más pequeños, por lo que se secarán mucho más rápido después de ser utilizados.

10- Mantener los huevos en buen estado durante seis meses

13 Trucos que probablemente no te habían contado tus abuelos y usarás a partir de ahora
George Arents Collection / NYPL Digital Collection

Antes de que existiesen los refrigeradores, los huevos tenían que consumirse prácticamente cuando se compraban. Muchas personas utilizaban un pequeño truco con el que podían almacenar los huevos y mantenerlos en perfecto estado durante más de 6 meses. Simplemente tenían que enterrar los huevos en sal dentro de un recipiente hermético y mantenerlo en un lugar fresco y en la oscuridad.

11- Utilizar tocino para eliminar astillas

13 Trucos que probablemente no te habían contado tus abuelos y usarás a partir de ahora
Flickr / Eli Duke | Instagram / @_mcclellan

Este truco se utilizaba para extraer de la piel aquellas astillas que eran imposible de eliminar con unas pinzas. Para ello se cortaba un trozo pequeño de tocino y se colocaba sobre el área de piel donde se encontrase la astilla.

Con la ayuda de una tirita, se aseguraban de que el tocino se mantuviese en su lugar durante toda una noche. Finalmente, durante la noche, la astilla salía por sí sola.

12- Aliviar el dolor de la artritis con pasas empapadas en ginebra

13 Trucos que probablemente no te habían contado tus abuelos y usarás a partir de ahora
The People’s Pharmacy

Algunas personas todavía siguen utilizando este truco. En un recipiente pequeño, ponían a remojar algunas pasas hasta que la ginebra se hubiese evaporado, este proceso lleva un par de días. Después se comían nueve pasas a diario para mantener el dolor de la artritis a raya.

¡Comparte estos trucos de nuestros abuelos con todos tus amigos!

Fuente: Diply