11 Pequeñas señales de tu personalidad que podrían ser signo de un trastorno mental

Todos y cada uno de nosotros somos extraordinariamente únicos. Son nuestras personalidades y excentricidades las que nos hacen encantadores, divertidos y sorprendentes. Pero a veces, esas mismas peculiaridades pueden ser signo de un trastorno mental.

El hecho de que te guste el orden, puede significar simplemente que disfrutas viendo tu escritorio o tu armario organizado. No hay ningún problema en eso. Pero cuando el orden consume todo tu día, ese pequeño capricho pasa la delgada línea que separa las manías de las enfermedades mentales.

Puede ser bastante difícil identificar cuándo nuestras manías son realmente un problema ya que nuestras pequeñas obsesiones y los trastornos mentales suelen tener el mismo aspecto.

De hecho, la línea entre los extravagantes y los enfermos mentales es muy fina, afirma la Dr. Michelle Barton. «La mayoría de nosotros mostramos todos los días síntomas de enfermedades mentales, pero esto no quiere decir que seamos enfermos».

Sigue leyendo para conocer algunos signos que pueden traducirse en una enfermedad mental.

1- Siempre estás nervioso o estresado

{keyword}

Es totalmente normal ponerse nervioso cuando estás atrapado en una reunión aburrida o cuando necesitas ir al baño y el autobús parece no llegar nunca  a tu destino.

Pero, ¿sabías que el nerviosismo constante puede ser un signo de trastorno mental? Quizás se trate de algún trastorno por déficit de atención e hiperactividad (TDAH). Muchas personas también se pueden sentir molestas porque sufren ansiedad.

2- Eres el más tímido del grupo

{keyword}

Aunque no hay nada malo en ser tímido, puede tratarse de un signo de fobia social o incluso de algún trastorno de personalidad en casos extremos, según el psiquiatra Scott Carroll.

Que te pongas colorado cuando la profesora te llama la atención en clase, es una cosa, la timidez que llega a incapacitarte puede ser algo totalmente diferente. Si éste es tu caso, puede que sea hora de buscar ayuda en un profesional.

3- Siempre quieres estar en la cama

{keyword}

Uno de los momentos preferidos del día es cuando toca ir a la cama. Sé que suena totalmente aburrido, pero creo que todos estamos de acuerdo, no hay nada mejor como una cama cómoda, unos aperitivos y tu serie favorita.

Pero ten cuidado, si lo único que te apetece es pasar el día en la cama puede que sea un síntoma de ansiedad generalizada e incluso depresión.

4- A veces experimentas paranoia

{keyword}

Puede que seas la «mamá» de tu grupo de amigos y siempre estés recordándoles que tengan cuidado con todo o que llamen al teléfono cuando lleguen a casa.

Sin embargo, si piensas constantemente que todo saldrá mal llegando a afectarte anímicamente, puede que sea un síntoma de un problema mayor. Podría ser un síntoma de paranoia vinculada a una enfermedad mental que podría involucrar psicosis, esquizofrenia, depresión o trastorno bipolar.

5- Te resulta muy difícil tomar cualquier decisión

{keyword}

A todos nos han preguntado alguna vez qué queremos para cenar y no hemos sabido qué contestar. Es normal, a veces las opciones nos son totalmente indiferentes o simplemente tenemos un pequeño episodio de indecisión.

Sin embargo, tener constantemente dificultades a la hora de tomar una elección puede ser un signo de depresión. Solo para que lo tengas en cuenta.

6- Te encanta ir de compras

{keyword}

No hay nada malo en pasar un día de compras en un centro comercial. Solo se convierte en un problema cuando las compras y los gastos se convierten en tu pasatiempo número uno.

Aquellos afectados por un trastorno bipolar a menudo caen en el gasto excesivo u otras actividades placenteras, por lo que a veces, las compras excesivas podrían ser un signo de este trastorno del estado de ánimo. Si este es tu único pasatiempo y lo sientes como algo incontrolable, deberías visitar a un especialista.

7- Eres siempre el primero en aburrirte

{keyword}

Si cada vez que sales con tus amigos te quejas de que estás aburrido prácticamente al instante y hagas lo que hagas te pasas el día bostezando.

Cabe la posibilidad de que sufras una depresión. La pérdida de interés en aquellas actividades que solían gustarte puede ser un signo aún más evidente de este trastorno.

8- Sufres una ola de creatividad

{keyword}

Si ves que la creatividad ha llamado a tu puerta aprovéchala y permanece toda la noche en vela para escribir la próxima novela que revolucionará el mundo.

Sin embargo, si notas que estás abrumado por una racha de creatividad que no te permite dormir o que inexplicablemente sientes que debes permanecer varios días trabajando hasta la extenuación, puede que sufras un trastorno bipolar.

A pesar de que es raro pensar en la creatividad como algo malo, cuando aparece con gran fuerza puede ser algo que merezca la pena vigilar.

9- No callas ni bajo agua

{keyword}

A ver, si tienes una idea que quieras compartir, habla todo lo que necesites y con quien necesites. Pero si las personas que te rodean te dicen constantemente que no pueden hablar contigo porque no te callas podría tratarse de un problema.

Esto podría ser un síntoma de trastorno bipolar, ya que los afligidos con esta condición a menudo hablan muy rápido y sobre muchos temas distintos a la vez, lo que hace muy difícil seguir el hilo de sus conversaciones.

10- Prefieres pasar las tardes en soledad

{keyword}

Todos nosotros necesitamos nuestro momento de intimidad en soledad, un tiempo para estar tranquilos y dedicarlo a nuestros pensamientos; sin embargo, no es algo que necesitemos durante todas las horas del día, de ser así, podría tratarse de un síntoma de depresión.

Si nadie te convence para salir de casa, vigila tu estado de ánimo y obtén tratamiento si es necesario.

11- Necesitas orden en tu vida

{keyword}

Un exceso de orden en la vida puede ser un signo de trastorno obsesivo de la personalidad compulsiva, ansiedad o incluso depresión. Si sientes la necesidad por ordenarlo todo no tengas miedo de hablar con un profesional.

Recuerda, no hay ninguna vergüenza en buscar ayuda. Las excentricidades son una cosa pero las enfermedades mentales son algo totalmente diferente que deben ser tratadas por profesionales.

¡Comparte estas señales con todos tus amigos!